Ayuso califica de "inhumana" a la izquierda por hablar sobre mayores fallecidos en pandemia: "Se hizo lo imposible"

Compartir
Compartir articulo
infobae

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha calificado de "inhumana" y "excéntrica" a la izquierda por abrir el debate de los mayores fallecidos en residencias durante la pandemia y ha vuelto a defender que "en Madrid se hizo lo imposible para salvar cada una de las vidas". Además, ha subrayado que el traslado de los enfermos a hospitales tampoco "garantizaba la salud" en aquellos momentos. Así lo ha expuesto durante su participación en un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, donde ella misma ha sacado el tema porque, como "es sabido", no rehuye "los debates" y mucho más cuando lo que se está diciendo es "un insulto a la verdad" cuando tantos profesionales "trabajaron hasta la extenuación" durante el Covid. "Hablo del debate que la izquierda ha abierto sobre los fallecidos en las residencias de mayores durante la pandemia, sólo en Madrid, por el hecho de haber perdido 19 veces ante los tribunales. La izquierda judicializa la política y, cuando pierde ante el juez, se echa al monte", ha criticado a continuación. La dirigente regional ha subrayado que "en Madrid se hizo lo imposible por salvar cada una de las vidas de los mayores, quienes, como en todas partes, fallecieron en residencias, en domicilios y en hospitales". "El traslado de los enfermos no garantizaba la salud. Además, los traslados, que fueron miles, eran decididos por médicos y geriatras, no por políticos como se está diciendo. Mienten", ha sentenciado. Ayuso ha criticado que la izquierda y el Gobierno de Sánchez comenzaron "por no reconocer el esfuerzo que se hizo en Madrid", después les acusaron "de negligencia, extremo que están negando todos los jueces" y hoy "en esa carrera hacia la excentricidad, están a un paso de acusarnos de genocidio", al que no va a "tolerar". "NO SE PUEDE CAER MÁS BAJO" "He llegado a oír que nuestros mayores fallecieron acompañados en los hospitales y abandonados en las residencias. O que se elegía entre dejar vivir o morir según el volumen de sus carteras. No se puede caer más bajo. Eso es un insulto a las personas fallecidas, a sus familiares y a los profesionales", ha remarcado. A su parecer, "la izquierda tiene la concepción de que las residencias de mayores son lugares donde las familias llevan a sus mayores para abandonarlos y que en esos centros nadie les cuida" y lo considera "una falsedad que no tiene nombre". En este sentido, ha subrayado que "para los residentes de esos centros, las residencias son su hogar, no un lugar de abandono", "donde los profesionales les quieren y les cuidan como no se pueden llegar a imaginar". Así, ha incidido en que "el virus ha hecho mucho daño en Madrid, España entera y todo el mundo". Ayuso, en este punto, ha considerado que la petición de la ministra de Sanidad, Mónica García, "de investigar los fallecimientos en Madrid, y no en toda España, es, simplemente, una rabieta de alguien que ha perdido en las urnas y ha huido de la Asamblea de Madrid". Lo mismo sucede, a su juicio, con el "resto de la izquierda": "no soportan" que los madrileños les dieran en las urnas "casi tres veces más escaños que a cualquiera de ellos". "La izquierda no abre este debate porque crea que se pudieron evitar las muertes. Ellos eran los responsables de las residencias y no hicieron nada. Ni siquiera nos dejaron comprar mascarillas durante las primeras semanas. Ni cerraron Barajas. Ni nos preguntaron cómo ayudar. Ni nos tendieron la mano", ha subrayado, al tiempo que ha indicado que la izquierda "abre este debate porque es inhumana, no tiene corazón y es excéntrica". Frente a esto, ha defendido "Madrid es fortaleza y alegría".