Sumar teme que España se convierta en una "colonia energética" con el hidrógeno verde

Compartir
Compartir articulo

Laura Ramos

Madrid, 17 feb (EFECOM).- La apuesta estratégica del presidente Pedro Sánchez por hacer de España una de las grandes potencias productoras de hidrógeno verde preocupa a sus socios de gobierno, ya que Sumar cree que los socialistas pueden terminar convirtiendo al país en la "colonia energética" del centro de Europa.

"Nos preocupa la posibilidad de que nos convirtamos en una colonia energética, es decir, que seamos los rusos del sur", ha dicho a EFE el portavoz económico de Sumar, Carlos Martín.

El sindicalista de CCOO que la vicepresidenta Yolanda Díaz fichó como referente económico de Sumar en el Congreso teme que el "gran esfuerzo" que ha hecho España para estar a la cabeza de la transición ecológica no sirva para atraer planta industrial, sino únicamente para "hacer la energía barata aquí y llevársela al centro de Europa".

"Lo ideal sería que si quieren energía barata, segura y limpia pongan aquí la fábrica de Volvo, de Volkswagen y demás. Que esa transición nos convierta en un polo de atracción de inversiones extranjeras y se ubique aquí planta industrial con empleo de calidad", explica.

21.000 millones de inversión hasta 2030

Compañías como Cepsa, Repsol, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Enagás, Fertiberia, ArcelorMittal y DH2 Energy lideran más de un centenar de proyectos de hidrógeno verde en España con una inversión prevista de 21.900 millones hasta 2030, según datos de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2).

El más ambicioso en España y uno de los más importantes para conseguir la independencia energética de Europa es el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde.

Este proyecto, con el que Cepsa prevé generar mil empleos directos y 10.000 indirectos, supone una inversión de 3.000 millones de euros y consiste en crear dos plantas en los parques energéticos de Palos de la Frontera (Huelva) y San Roque (Campo de Gibraltar, Cádiz), que se pondrán en marcha en 2026 y 2027, respectivamente, y que producirán hasta 300.000 toneladas de hidrógeno verde al año.

La petrolera se ha comprometido a exportar el hidrógeno producido en su parque de San Roque a Róterdam (Países Bajos), donde se encuentra el puerto energético más importante de Europa, a través de lo que será el primer corredor marítimo entre el sur y el norte del continente.

Suministro a Alemania a través del H2Med

También el proyecto europeo H2Med, otro corredor submarino de hidrógeno verde que conectará la península ibérica con Francia y Alemania, refleja el papel de España como suministrador energético de las grandes regiones industriales del centro de Europa.

H2Med supondrá una inversión total bruta en España de unos 1.000 millones de euros, el 40 % de los 2.500 millones que costará la infraestructura, incluida el pasado noviembre por la Comisión Europea en su lista de proyectos estratégicos.

Este corredor, que estará en funcionamiento en 2030, será capaz de transportar desde España a la industria alemana unas 2 millones de toneladas de hidrógeno verde al año.

Entretanto, la planta de hidrógeno verde que tiene Iberdrola en Puertollano (Ciudad Real) ha atraído en los últimos meses la visita, entre otros, del rey de los Países Bajos, Guillermo Alejandro, y del ministro neerlandés de Energía y Clima, Rob Jetten, interesados en su potencial de producción.

 ¿Por qué es barato el hidrógeno de España?

Para los países del centro de Europa resulta más barato importar el hidrógeno español que fabricarlo, ya que en España se hace a partir del excedente que tiene de fuentes renovables (energía eólica y solar fotovoltaica).

El proceso limpio por el que se obtiene (electrólisis) utiliza esta energía para separar en el agua las moléculas de hidrógeno de las de oxígeno.

Para transportarlo, el hidrógeno se convierte en amoniaco, que cuando llega a su destino se vuelve a transformar.

El tren del progreso

Los temores de Sumar coinciden con lo observado por el investigador y director del Programa Energía y Clima del Real Instituto Elcano, Gonzalo Escribano, en un documento de trabajo publicado en mayo de 2023. 

"A los exportadores potenciales, como España, les interesaría atraer las actividades industriales con un uso intensivo en hidrógeno verde en lugar de exportar directamente el hidrógeno, señala la publicación.

"La ubicación de instalaciones industriales cerca de la producción de hidrógeno renovable crearía un mayor nivel de valor añadido en el territorio, incentivando políticas industriales asociadas al hidrógeno que aprovechasen esta ventaja competitiva", añade, tras lo cual advierte de "estos intereses contrapuestos pueden dar lugar a conflictos".

Desde Sumar, Carlos Martín compara el momento con el de la burbuja inmobiliaria de finales del mandato de José Luis Rodríguez-Zapatero: "me preocupa que nos pase como entonces, que teníamos una moneda fuerte a tipos de interés bajo y nos lo gastamos en la burbuja. Me preocupa otra vez que el tren del progreso pasa por delante de España".EFE

lr/prb

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com Código 21828253 y otros)