El impacto de la Copa del Rey 2024, en números

Compartir
Compartir articulo
infobae

Alberto Fuentes

Málaga, 16 feb (EFE).- La Copa del Rey 2024 supondrá un impacto económico de entre 25 y 35 millones para Málaga en los ocho días de evento, al que llegarán casi 8.000 aficionados desde todos los puntos de España y que será retransmitido a 152 países de cinco continentes.

Con la nueva iniciativa musical ‘ACB Beats’ y el concierto de la artista granadina Lola Índigo, el pasado domingo 11 comenzó oficialmente la Copa del Rey 2024, una edición más larga, con ocho días de eventos que trascienden lo deportivo, con la ‘fan zone’ en tres puntos del centro histórico de Málaga.

Una edición en la que se esperan 7.500 visitantes, según las previsiones de la ACB, procedentes no solo de las provincias con clubes participantes, sino también de lugares como Vitoria, Andorra, Badalona, Bilbao, Santiago de Compostela o Palencia. A eso hay que sumar la gran expectación de los anfitriones malagueños, que ayudarán a llenar el aforo del Palacio Martín Carpena, donde caben 11.300 personas.

La cobertura mediática ha crecido exponencialmente año tras año: habrá en el pabellón unos 300 periodistas y la competición será retransmitida a 152 países de cinco continentes (América, Europa, Asia, África y Oceanía), superando los 120 de la última edición en suelo malagueño en 2020.

Entre las novedades, los acuerdos para emisiones en Estados Unidos (NSLE), Francia, Bélgica y Luxemburgo (First Team) y Australia y Nueva Zelanda (Courtside 1891), personalizando desde Málaga la señal en inglés de todos los partidos.

Además, SportKlub, que emite para todos los países balcánicos, personalizará sus retransmisiones desde el mismo Martín Carpena, narrando semifinales y final in situ.

Para la experiencia entre aficiones, la ACB ha habilitado 19.400 metros cuadrados de ‘Fan Zone’ en el centro de Málaga, con espacios en la Plaza de la Constitución, Plaza de la Marina, Muelle Uno (junto al Museo Pompidou) y hasta una exposición de fotos en la calle Larios, además de la previa de los partidos en la explanada frente al Martín Carpena.

La edición de este año prevé un impacto en Málaga que oscilará entre los 25 y los 35 millones de euros, según comentó el director general de la Liga ACB, José Miguel Calleja, en un desayuno informativo con medios de comunicación previo al inicio del torneo.

“Siempre hay un informe de retorno y Málaga supera los coeficientes normales de impacto económico normalmente. Málaga está acogiendo una cantidad de eventos brutal. Que sea la quinta vez que viene a Málaga siempre ayuda y agiliza. Hay una apuesta clarísima de las administraciones por poner en el mapa la ciudad”, añadió Calleja.

En caso de confirmarse dicha cifras, estaríamos ante una edición de Copa del Rey que superaría a la de Málaga 2020, que se celebró pocas semanas antes de que estallara la pandemia mundial de la Covid-19.

Aquella Copa dejó un beneficio económico de 25 millones de euros para la provincia andaluza, unos números más altos que en la edición homónima de 2014, tercera vez que la ciudad acogía este torneo, cuando el contador se quedó en 21 millones.

La Copa ACB 2024 tendrá el apoyo de 21 patrocinadores: Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación de Málaga serán las instituciones colaboradoras del evento, con Movistar como patrocinador principal, Endesa, Unicaja, Toyota e Ionos como patrocinadores oficiales.

Completan el elenco los proveedores oficiales Divina Seguros, Spalding, Renfe, Lotus, Transaher, Quirónsalud, BCD Sports, Amayu, Onebox, UNIVERSAE, Mondo, Samsung y Gatorade.

Como ejemplo más reciente está la Copa del Rey de Badalona 2023, cuyos datos económicos de retorno fueron 15.674.734 euros para la ciudad organizadora, una cifra que engloba tanto los ingresos directos como los valores inducidos.

Los gastos de la organización del evento a cargo de la ACB en la pasada edición fueron de 2.352.955 euros; los de los patrocinadores y proveedores, de 850.000, y los gastos de los asistentes alcanzaron los 5.732.884 euros.

La cifra de los valores inducidos ascendió a 6.738.894 euros, donde entran los ingresos de la Hacienda Pública (2.920.074 euros) y el impacto publicitario en medios de comunicación (3.818.820 euros).

En número de asistencia al Palau Olímpic, con 12.760 de capacidad máxima, fueron 74.665 personas en los siete partidos que se disputaron, lo que supuso una ocupación media de un 88,9% del aforo total. Además, se calcula que pasaron alrededor de 180.000 personas ‘Fan Zone’ del Gorg durante los cuatro días del evento.

Unas cifras que pueden superarse este año en Málaga, ciudad cada vez más acostumbrada a ser sede de acontecimientos deportivos globales como la propia Copa del Rey, la Copa Davis de Tenis, la Copa Solheim de golf o partidos de las selecciones nacionales absolutas de fútbol y baloncesto masculino y femenino.