La calidad del empleo sube al cuarto problema de España y crece la inquietud por la inmigración y la sequía

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de febrero refleja un incremento de la preocupación por la calidad el empleo, que se coloca como cuarto problema de España, y muestra un aumento de la inquietud tanto por la inmigración como por la sequía. En la cúspide de la lista de problemas repite la crisis económica (27,4%) --pero con casi diez puntos menos de menciones que en enero-- seguida de los problemas políticos y el paro, que empatan con un 22,3%, lo que acerca al podio a la calidad de empleo. En concreto, la mala calidad del empleo cosecha un 13,9%, subiendo 2,6 puntos respecto al barómetro de enero, pero se sitúa lejos aún de su máximo histórico, el 16% que logró en junio del año pasado, cuando también ocupó la cuarta plaza. EL GOBIERNO Y LOS PARTIDOS En febrero han bajado las menciones al Gobierno y los partidos y al mal comportamiento de los políticos, aunque siguen formando parte del 'top cinco' de los problemas, con porcentajes del 12,8 y el 12,1, respectivamente. Por su parte, la inmigración escala de la octava a la sexta posición, al subir 2,3 puntos en un mes, hasta el 11,9%. Le siguen la sanidad (10,2%), la educación (9,5%) y los problemas de índole social (8,1%), mientras que como décimo problema figura la vivienda (7,9%), que sube seis décimas y dos puestos respecto a enero. Tras la declaración de emergencia por sequía en Cataluña y la falta de lluvias en la mayor parte del país, las menciones a los problemas relacionados con el agua han aumentado en 3,5 puntos, hasta el 7,5%, superando el máximo de 7,1% que habían alcanzado el pasado mes de mayo. Pasa del decimoctavo al undécimo puesto. Y también crecen, aunque en su caso sólo un punto, las menciones al cambio climático, que figura en décimo segundo lugar, con un 7,4%. Ya por debajo del 3% aparecen la independencia de Cataluña, aunque se anota 1,4 puntos más que el mes anterior y las menciones específicas a la Ley de Amnistía, que pasan del 2,3% de enero a un 1,8% en febrero. La lista de problemas que más afectan personalmente a las personas entrevistas por el CIS, la encabeza de nuevo la crisis económica (33,6%), con la sanidad en segundo lugar (17,7%). Y, al igual que en la lista de problemas nacionales, la tercera plaza también es para la calidad del empleo, con un 14,1% de menciones. A continuación aparecen el paro (12,1%) y las preocupaciones personales (10,2%) y la vivienda en la sexta posición con un 10%. EL 24% LO PASA MAL ECONÓMICAMENTE Además, entre enero y febrero han crecido casi dos puntos quienes confiesan que su situación económica personal es mala o muy mala, que pasan del 22,5% del primer mes del año a un 24,2% ahora. En el otro extremo está el 63,4% que la juzga "buena o muy buena", frente al 65 del barómetro anterior. Respecto a la economía del país, ahora son menos los que la definen positivamente 28,6% por el 33,1% que la veía así en enero. Por contra, es mala o muy mala para el 51,2%, seis puntos menos que hace un mes.