De las 'medias de abuela' al milenario drapeado, tendencias en alza

Compartir
Compartir articulo

María Muñoz Rivera

Madrid, 8 dic (EFE).- De las denominadas 'medias de abuela' a la asentada técnica en costura del drapeado, las camisas de corte amplio y masculino o la sastrería con grandes hombreras: Prescriptores de moda, pasarelas y redes sociales dictan estas tendencias como las más relevantes durante las próximas temporadas.

Son contadas las tendencias que consiguen trascender las semanas de la moda para ganarse un hueco como fondo de armario. Entre ellas, cinco resuenan con fuerza entre desfiles como Miu-Miu o Dior, son lucidas por supermodelos como Gigi Hadid y se ven en las redes sociales.

Unos centímetros por debajo de la rodilla y de opacidad media en varios colores, este tipo de media se encontraba entre las más vendidos en las mercerías de los años noventa. Una versión a medio camino entre la feminidad y los calcetines ejecutivos que, si antes se combinaba con faldas o bajo un pantalón largo, ahora se reinventa.

Lo que la crítica de moda ya bautiza con este nombre es un tipo de media que, si bien nunca ha desaparecido, llega a nuevos públicos combinada en estilismos arriesgados como minifaldas o micro 'shorts' de punto. Gigi Hadid, Megan Fox o firmas como Brunello Cucinelli apuestan por esta tendencia como último grito.

Desde los archivos de costura del Antiguo Egipto hace más de tres mil años hasta la actualidad, esta técnica en la que el tejido se pliega en determinadas partes del cuerpo no ha parado de reinventarse. De túnicas destinadas a la clase alta y sacerdotes hasta faldas, vestidos y camisas en la actualidad.

En 1903 el modisto Paul Poiret, el apodado 'el rey de la moda del XX', hacía de esta técnica un sello propio para aportar volumen y caída a sus vestidos. Desde entonces maestros como Balenciaga, Dior o Schiaparelli perpetuaron este uso del tejido, que en la actualidad llega a grandes pasarelas y también al día a día.

Acne Studios, Philip Lim, Alberta Ferretti, Altuzarra o Ami Paris son solo algunas firmas que han hecho de esta técnica el hilo conductor para sus propuestas de cara a las próximas temporadas, una tendencia que también llega a la moda rápida y al diseño español en nombres como Isabel Gomila o Guillermo Décimo.

Si era el estilismo favorito de las celebridades de los noventa como Julia Roberts o Cindy Crawford, las camisas de corte amplio y masculino se han convertido en la apuesta segura de prescriptores de moda del momento. De Olivia Palermo a Pernille Tesibaek, Irina Shayk o Chiara Ferragni, los iconos de moda la lucen en eventos y redes sociales.

En una o dos tallas más de la habitual para generar este efecto desenfadado y en blanco y azul empolvado, este tipo de camisa aparece entre las primeras filas de las semanas de la moda, donde también se sube a las pasarelas con firmas como Stella McCartney, Sacai, Ottolinger, Victoria Beckham o Sandro.

Las hombreras exageradamente pronunciadas cada vez toman más protagonismo en las siluetas tendencia para estas temporadas, y donde se han convertido en infalibles es en la sastrería, sobre americanas que aparecen en su versión más amplia y marcada, una silueta introducida por DemnaGvasalia para Balenciaga y que llega a más firmas.

Louis Vuitton, La Veste o Paradis trabajan este formato en sus colecciones, mientras que rostros conocidos como Hailey Bieber, Rosalía, Kaia Gerber o Kendall Jenner lucen esta prenda sobre vestidos en clave mini o con sudaderas y vaqueros, además de hacerlo con pantalón de vestir recreando el estilo ejecutivo.

mmu/lml

1011921

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com cód: 21573049 y otros)