Detenido en Madrid al imán de Villaverde por captar para DAESH a menores a los que daba clases de árabe

Compartir
Compartir articulo
infobae

La Guardia Civil ha arrestado en Madrid a un imán que ejercía de profesor de árabe en una mezquita de la capital y que, según las pesquisas, aprovechaba presuntamente su posición para radicalizar a los menores a los que daba clase con el fin de captar posibles candidatos para la organización terrorista Estado Islámico (DAESH). Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press indican que el detenido, imán de la mezquita de Villaverde Alto, es un hombre de 44 años que fue puesto a disposición del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, el pasado 1 de diciembre. Tras su comparecencia, el magistrado acordó la prisión incondicional dado que se le imputan presuntos delitos de proselitismo, adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo yihadista. Tal y como informa la Guardia Civil, la investigación comenzó el año pasado, cuando se detectó que una persona en Madrid vinculada al ideario yihadista hacía labores de adoctrinamiento a menores, unas actividades que no pasaron desapercibidas en el seno de la comunidad donde las realizaba y que provocaron un conflicto que ocasionó que el investigado se viera obligado a abandonar la mezquita, aunque habría continuado con las mismas en entornos de mayor privacidad. El hombre detenido defendía presuntamente ante los menores una visión violenta de la religión en los mismos términos que las principales organizaciones terroristas yihadistas. Según la Guardia Civil, el arrestado ensalzaba en sus discursos la figura del terrorista suicida como una figura legítima en la lucha contra los judíos, cristianos y apóstatas, unas teorías que exponía en las clases que impartía a los menores como ejemplo de la conducta a seguir por todos los musulmanes. DOS REGISTROS DOMICILIARIOS Durante la actuación se han practicado dos registros domiciliarios en los que se han intervenido elementos informáticos para su posterior análisis. La operación ha sido desarrollada por el Servicio de Información de la Guardia Civil y está dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El trabajo desarrollado por los investigadores de la Guardia Civil, junto con la participación activa de analistas de Europol, ha permitido reunir el conjunto de indicios y evidencias de la presunta actividad terrorista del detenido. Actualmente, recuerda la Guardia Civil, la captación terrorista de jóvenes por parte del yihadismo es uno de los fenómenos emergentes en todo el mundo y se ha detectado en otras investigaciones recientes de la Guardia Civil como una tendencia preocupante a la que hacer frente. Desde la elevación al nivel 4 de Alerta Antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil recuerda que ha potenciado todas las investigaciones en el ámbito de la radicalización y adoctrinamiento, que "claramente suponen un apoyo a las estructuras de las organizaciones terroristas".