Condenado por patronear una patera con ocho migrantes a bordo, una de ellas embarazada

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena a cuatro años y nueve meses de prisión a un ciudadano argelino por patronear una patera con ocho personas a bordo, una de ellas una mujer embarazada, que fue localizada cuando se dirigía a la playa de El Lancón, en Carboneras (Almería). El alto tribunal desestima el recurso de apelación interpuesto por la defensa y remarca la "credibilidad subjetiva" del testimonio del agente de la Guardia Civil que lo "visualizó nítida, indubitada y concluyentemente" como la persona "que aproximaba a tierra la lancha" para facilitar el "desembarco de los ocupantes". La sentencia, consultada por Europa Press, considera que puede "constatarse objetivamente" la "mendacidad" del acusado, quien negó en todo momento haber pilotado de "manera continúa durante toda la travesía la zódíac" y apuntó a que era "uno más" de los "pasajeros" que se "alternaron" como patrones "a lo largo de una singladura de 100 millas náuticas". "El condenado dio a entender su mala fortuna en el hecho de que le correspondiese dirigir la nave en un momento en el que se visualizase su identidad en el pilotaje de la misma, precisamente en una de las maniobras que exigen una mayor pericia, como es la aproximación a la costa y su arribada a la playa del Lacón de Carboneras", remarca. El tribunal concluye que recurrió a "la versión tan socorrida y estereotipada de la tripulación conjunta y rotativa por parte de todos los pasajeros" para exculparse y subraya que es, "en suma, inverosímil". Con respecto a la aplicación del subtipo agravado del delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros por el que es condenado, sostiene que el viaje desde Argelia se "prolongó varias horas, parte de ellas nocturnas, en una embarcación inadecuada y sobrecargada, sin luces ni medidas de seguridad, y en un trayecto con intenso tráfico marítimo". Añade que la travesía se hizo "en condiciones meteorológicas no favorables, con olas de hasta 1,25 metros", por lo que la patera "llegó a quedar a la deriva", y señala que "nítidamente se desprende que concurrió un peligro cierto para la vida o integridad de las personas transportadas". La zódiac fue avistada a las 15,00 horas del 10 de septiembre de 2022 por un agente de la Guardia Civil fuera de servicio que observó cómo se dirigía a la playa de El Lancón, en Carboneras.