El español Bienvenido Front, el hombre de oro del remo chileno, deja Chile tras 10 años

Compartir
Compartir articulo

Santiago de Chile, 4 dic (EFE).- El entrenador español de remo Bienvenido Front, el técnico con más medallas ganadas en el deporte chileno, anunció este lunes que pone fin a su permanencia en el país austral para volver a España y dedicarle tiempo a su familia.

“Es una decisión que está tomada hace muchos meses y tomó fuerza a medida que se fue acercando el fin de año”, aseguró durante una conferencia de prensa junto al Comité Olímpico de Chile.

Front llegó a Chile en 2013 con 55 años motivado por una propuesta de trabajo a largo plazo que terminó dando frutos de 86 medallas. Llegó con una hoja deportiva que incluía 12 preseas doradas con el equipo español en mundiales de la disciplina y los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

“No hay ningún motivo para que yo abandone Chile porque lo he disfrutado mucho, pero hay una razón y esa es mi familia. En mis 45 años como profesional nunca mis hijos ni mi familia me pidieron nada, pero ahora sí me lo pidieron”, afirmó Front.

Bajo su dirección hubo destacadas actuaciones en Juegos Panamericanos en las ediciones de Toronto 2015, Lima 2019 y Santiago 2023, donde el remo chileno ganó, en octubre pasado, tres oros, cinco platas y dos bronces.

Veintidós de las 35 medallas que ha cosechado Chile en esta disciplina en Panamericanos ha sido bajo su conducción, de allí que antes de partir ha colaborado con el plan de trabajo con miras a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Front, no obstante, continuará entrenando ‘ad honorem’ en Tarragona, su ciudad natal, a las mellizas Antonia y Melita Abraham, dos referentes del país austral en la disciplina que lograron su clasificación a la cita olímpica en septiembre pasado.

Estas hermanas son parte de un clan de cuatrillizos, que incluye a sus hermanos Ignacio y Alfredo, y que junto a las hermanas Hostetter, han sido parte de la base del éxito conseguido en poco más de 10 años de labor en San Pedro de la Paz, una laguna ubicada a 500 kilómetros al sur de la capital chilena que ha sido el epicentro. EFE

mjr/jm/arh