Manuel Velasco: "Seguro que mi madre, desde el cielo, habrá visto el cariño de la gente"

Compartir
Compartir articulo

Valladolid, 3 dic (EFE).- El hijo mayor de Concha Velasco, Manuel Velasco, ha asegurado, durante la misa funeral por su madre oficiada en la catedral por el arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, que su progenitora, "desde el cielo, seguro que ha podido ver este reconocimiento y todo el cariño de la gente".

"Si alguien merece estar en el cielo es nuestra madre, porque era una gran persona, y desde ahí ha podido ver todas las muestras de cariño de los vallisoletanos, que la familia agradece muchísimo. Son días extraños, tristes pero también bonitos, al ver tanta devoción hacia ella", ha expresado.

En nombre de la familia que ha asistido al sepelio, Manuel Velasco ha querido transmitir toda su gratitud hacia las personas que se han acercado a dar el último adiós a una de las actrices vallisoletanas más importantes y que han llenado el templo.

Entre los familiares ha estado también el otro hijo de Concha Velasco, Paco Marsó, y su nieto, Samuel Marsó, además de la también actriz Manuela Velasco, todos ellos de vestidos de luto, al igual que los miembros de la corporación municipal que acudieron al acto.

Los restos de la polifacética artista, fallecida este sábado en Madrid los 84 años, entraron en la catedral vallisoletana sobre las 12.15 horas, escoltados por miembros de la Policía municipal con su uniforme de gala, familia, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el alcalde de la ciudad, Jesús Julio Carnero, quien cerraba el cortejo.

Dentro del templo también se encontraban el exregidor de Valladolid Javier León de la Riva y los recién nombrados ministros de Transportes y Movilidad, Óscar Puente, exalcalde de la ciudad, y de Igualdad, Ana Redondo, además del vicepresidente del gobierno autonómico, Juan García Gallardo.

Argüello se ha dirigido a los presentes para apoyarles en su dolor y, durante la homilía, ha destacado que la actriz "ahora se halla en un escenario lleno de silencio, en el que no se puede ver su mirada ni se escucha su voz pero, en el juego de la existencia entre persona, personaje y máscara, se esconde el secreto del alma".

"Cada uno lleva un alma inmortal que aún no ha manifestado lo que seremos, que es plenitud, belleza y la expresión verdadera de quiénes somos. Concha ha pasado a un nuevo escenario en el que se crean máscaras y aparece la belleza profunda que se traduce en la esperanza de la vida eterna", ha señalado.

El arzobispo de Valladolid ha recordado que Concha Velasco interpretó a "Hécuba", una heroína troyana que clamaba venganza, y a Santa Teresa de Jesús, "pero el perdón de Teresa se impuso a la fuerza justiciera".

"Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa. Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene, nada le falta. Solo Dios basta", ha concluido Argüello leyendo palabras de Santa Teresa, deseando a los familiares y amigos de la artista que "la fe y la esperanza de la resurrección sean más fuertes que el dolor".

Una vez finalizado el oficio religioso, el féretro con los restos de Concha Velasco salió de la catedral acompañado por una ovación y por los aplausos de las personas que esperaban, fuera del edificio religioso, para dar el último homenaje a una de sus vecinas más queridas y admiradas.

El posterior entierro en el cementerio de El Carmen, en el panteón de Personajes Ilustres, se realizó en la más estricta intimidad, por expreso deseo de familia y amigos.

Concha Velasco descansará allí junto a los escritores Miguel Delibes, José Zorrilla y Rosa Chacel, entre otros prestigiosos nombres de vallisoletanos. EFE

1010588

mim/erbq/mcm

(foto) (vídeo) (audio)