Con sabor agridulce, Sídney se prepara para la final del Mundial entre España e Inglaterra

Compartir
Compartir articulo

Sídney (Australia), 17 ago (EFE).- Con un sabor agridulce por la derrota de la selección australiana en la semifinal, la ciudad de Sídney se prepara para la final del Mundial de Fútbol Femenino entre España e Inglaterra este domingo, en lo que será su mayor evento deportivo desde los Juegos Olímpicos del 2000.

"Todas y cada una de las "Matildas" nos han dado alegrías a lo largo de este @FIFAWWC (Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA). Y no tengo ninguna duda de que la próxima generación de Matildas lo estuvo viendo", dijo el primer ministro australiano, Anthony Albanese, en su cuenta X (antes Twitter), en referencia al equipo australiano.

"Estaremos todos animándolas el sábado", agregó el mandatario australiano, al referirse al encuentro en la ciudad nororiental de Brisbane, por el tercer puesto, que jugará con Suecia tras su derrota anoche en Sídney, por 3 a 1 ante el combinado de Inglaterra.

El encuentro entre las llamadas Matildas e Inglaterra, que causó anoche un enorme caos de pasajeros en la estación de tren Olympic Park, fue visto por 7,13 millones de personas en las pantallas grandes y en los televisores conectados al Canal 7 en los hogares y viviendas australianas, según datos de la empresa de medición OzTam.

El pico de transmisión fue de un 11,15 millones de telespectadores, lo que equivale a casi un 44 por ciento de los casi 26 millones de habitantes que tiene Australia.

Este duelo fue "el acontecimiento más visto jamás en Australia", según dijo Seven West Media, al que pertenece el canal 7.

Tras la eliminación de las "Matildas" y los merecidos homenajes a su garra y entrega en las redes sociales, en las que se destaca el gol del honor de Sam Kerr -la máxima goleadora de la historia del fútbol australiano-, los habitantes de Sídney retornaron este jueves a sus puestos de trabajo y actividades habituales con un sentimiento agridulce.

SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

La ciudad, vestida con algunas banderolas de la FIFA y carteles alusivos al Mundial, contrastaba con su normalidad y la prisa de la gente que trabaja en el centro financiero con la euforia de las zonas de fans de la FIFA, los bares y los lugares públicos que se abarrotaron de hinchas por el partido de la selección australiana.

Incluso anoche, la Casa de la Ópera se había iluminado con los colores amarillo y verde de la selección australiana, mientras los bares estaban repletos y desbordados de gente, según relataron las mexicanas Melissa Flórez y Tania Martínez en declaraciones a EFE las calles de Sídney.

Ambas jóvenes irán el domingo al Estadio Australia de la Villa Olímpica de Sídney en donde jugarán el domingo España e Inglaterra y aunque Flórez apuesta por una victoria de las "Leonas" y Martínez por la victoria de "las soñadoras", ambas celebrarán con una cerveza cualquiera sea el resultado.

"España está jugando bien, tiene buenas jugadoras", destacó Martínez, quien como muchos latinoamericanos apuestan por un triunfo español.

Para la australiana Sinilia Radivojevic, de padre español y madre chilena, lo ideal hubiese sido un duelo entre las"Matildas" y La Roja, según dijo hoy a EFE en un mensaje de texto.

"Pero, (estoy) feliz de que España se enfrente a Inglaterra y ojalá les ganen. Así nos desquitamos por la pérdida de nuestras Matildas", remarcó Radivojevic, quien es embajadora voluntaria del Concejo del Cáncer de la región de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.

Entretanto, la comunidad de españoles de Sídney, una ciudad de más de 5 millones de habitantes, se prepara para alentar a su selección en una final que contará con la asistencia de la Reina Letizia y la infanta Sofía, entre otras figuras públicas.

La selección española, que llegó la víspera a Sídney firmó autógrafos en el aeropuerto en donde fue recibida por un grupo de entusiastas hinchas, y hoy entrenó en un pequeño campo deportivo en Leichhardt, al oeste de Sídney, bajo la atenta mirada de decenas de periodistas españoles.

"Que gane el mejor", subrayó la Embajada de España en Reino Unido la víspera en su cuenta de X (Twitter) al felicitar a las "Leonas" por su pase a la final.

En la final del domingo España e Inglaterra lucharán por ser el primer país en tener una Copa Mundial de la FIFA de varones y mujeres de la historia del fútbol.

Rocío Otoya