Un español enseña el piso que ha alquilado en Países Bajos por 845 euros al mes: “Tengo que salir de mi casa para ir a orinar”

La cocina es una de las partes más sorprendentes de su nuevo hogar: “Enfrente de los fuegos me han metido la ducha, señores, que aquí hago yo mis lentejitas, mi pan tostado por la mañana y claro, mientras, me ducho”

Guardar

Nuevo

@jesusansal en su video mostrando la ducha dentro de la cocina junto a los fuegos. (TikTok)
@jesusansal en su video mostrando la ducha dentro de la cocina junto a los fuegos. (TikTok)

Después de un mes buscando piso en Países Bajos, Jesús, un joven español conocido en TikTok como @jesusansal, ha encontrado finalmente un estudio. A través de su cuenta, ha compartido las peculiaridades de su nueva vivienda holandesa con sus seguidores, a los que advierte de que les va a enseñar “una de las cosas más raras” que ha visto en su nueva casa.

Jesús invita a sus seguidores a entrar en lo que será su hogar por un tiempo indefinido: “Vámonos para dentro. Bienvenidos a mi casa. Vámonos para dentro. Aquí viven cinco personas. Tienen cinco estudios diferentes”. En su propio espacio, pasa de una estancia a otra mostrando los detalles. “Mira qué moqueta. Esto parece un palacete. Vamos para arriba. Bienvenido a mi estudio holandés. Pasa, pasa. ¿Un palacete? Esto de aquí. Tenemos la entradilla que aquí tengo yo. Mi chaquetita y mi nosequé. Mi armario empotrado para cambiarme y ponerme mono”.

El joven continúa el recorrido mostrando su salón, describiendo cada rincón con ironía: “Y después pasamos a la segunda estancia. Aquí tenemos el saloncito del estudio muy apañado. Tenemos mi tele, mi sofá y aquí la cama donde pasa la magia, donde se duerme (...)”.

Además de la sala y el dormitorio, Jesús tiene un espacio dedicado al tiempo libre: “Y aquí me pongo yo con mi tele a ver mis novelas y mis series turcas. Señores, aquí en Holanda se trabaja mucho desde casa. Aquí tengo yo mi escritorio con mis cositas, mis dos pantallas y aquí me pongo todo el día a planear”. Con un toque humorístico, comenta sobre cómo se distrae viendo lo que ocurre en su vecindario: “Aquí me pongo yo como una maruja, a ver lo que pasa en el barrio”.

También puedes seguirnos en nuestro canal de WhatsApp y en Facebook

La ducha en la cocina junto a los fuegos

Meticulosamente, no deja ningún rincón sin mostrar. Llega el turno de la cocina, una de las partes más sorprendentes de su nuevo hogar. “La cocina con sorpresa. Venid para acá porque os vais a cagar. Bueno, aquí tengo yo mi encimera para preparar mis recetitas, mis cositas, pero espérate, vente para acá, que aquí enfrente de los fuegos me han metido la ducha, señores, que aquí hago yo mis lentejitas, mi pan tostado por la mañana y claro, mientras, me ducho. Mira, mira, mira. Mientras me ducho, doy la vuelta al pan tostado para que no se me queme”.

Jesús señala que la disposición de la cocina y el baño representa para él la “eficiencia holandesa”: “En mitad de la cocina me han colocado un lavabo. Tócate ahí abajo”. Sin embargo, uno de sus mayores retos es alcanzar a verse en el espejo del baño por su estatura: “Yo, que soy más o menos bajito para vivir aquí en Holanda, me tengo que poner en un banquito para poder llegar al espejo y verme y afeitarme. Si no, no llegamos aquí. Vivir en Holanda siendo bajito. Es un drama”.

@jesusansal Sorpresa al final del video 💸🤑 | ig: jesusansal #housetour #viviendoenelextranjero #holanda #paisesbajos ♬ sonido original - jesus

El váter está fuera de la casa

Para sorpresa de muchos, el váter está fuera de su estudio, compartido con una vecina italiana: “Y bueno, os estaréis preguntando que dónde hago yo mis necesidades, que dónde está el váter. Vamos pues esperarse, porque tengo que salir de mi casa para ir a orinar y a defecar. Señores, cuando me aprieta el retortijón me tengo que salir afuera, tengo que ir al pasillo de mi casa, no al pasillo del apartamento y comparto el baño con una italiana”.

El alquiler sube un 13% en un año hasta situar el precio del metro cuadrado en 13 euros por primera vez en la historia.

“Está la cosa bien ‘‘jodía”

Finalmente, Jesús revela el precio del alquiler: “¿Qué os parece el pisito, grande? Y lo más importante. ¿Cuánto se paga aquí al mes? 845 euros, con gastos incluidos. Una ganga, señores. ¿Qué os parece? ¿Caro o barato? Aquí en Holanda es lo más barato que se puede encontrar”. A modo de consejo final, anima a quienes busquen alojamiento allí: “Así que nada, los que vengáis aquí a Holanda para buscar alojamiento. Mucha suerte y a rezar a Dios y todos vuestros Padres Nuestros, porque, vamos, aquí está la cosa bien jodía”.

Guardar

Nuevo