Joven en Cartagena recibió extraña llamada y minutos después apareció muerto

Juan Camilo de Ávila Caraballo, residente en San Andrés, estaba de visita en la casa de sus padres, en la ‘Ciudad Amurallada’

Guardar

Nuevo

El joven recibió una llamada, presuntamente, para acordarle una cita, por lo que salió de su vivienda y minutos después fue asesinado - crédito Colprensa
El joven recibió una llamada, presuntamente, para acordarle una cita, por lo que salió de su vivienda y minutos después fue asesinado - crédito Colprensa

Un nuevo hecho violento sacudió a los habitantes de San José de Los Campanos, en Cartagena (Bolívar) tras conocerse la muerte de Juan Camilo de Ávila Caraballo, un joven de 20 años, en circunstancias que están por determinar.

La víctima, a quien le apodaban Juanki, oriundo y residente de San Andrés, llegó a la capital del Bolívar con el propósito de visitar a sus padres, quienes viven en el barrio La Victoria; sin embargo, un episodio de sangre cambió los planes y las intenciones de De Ávila Caraballo.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

El joven de 20 años se veía el partido de la selección Colombia y Paraguay minutos previos de que recibiera misteriosa llamada - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia
El joven de 20 años se veía el partido de la selección Colombia y Paraguay minutos previos de que recibiera misteriosa llamada - crédito Jesús Aviles/Infobae Colombia

Los hechos se presentaron en la noche del lunes 24 de junio, luego de que se transmitiera el partido entre la selección Colombia y Paraguay, evento deportivo que compartió junto a sus amigos y familiares. Momentos después, el joven decidió preparar algo de comer, por lo que se fritó unas tajadas con salchichón.

De acuerdo con lo relatado por sus familiares, citado por Vanguardia, De Ávila Caraballo recibió una extraña llamada de la que no se conoce detalles, pero lo que sí se sabe es que lo habría motivado a salir de su casa, supuestamente, a cumplir una cita.

El joven colgó la llamada y, minutos después, una motocicleta lo recogió en la esquina de la casa de sus padres con destino a San José de los Campanos.

Luego de recibir la llamada, el joven salió de su casa en una motocicleta que lo recogió en la esquina de la vivienda - crédito MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ /CUARTOSCURO
Luego de recibir la llamada, el joven salió de su casa en una motocicleta que lo recogió en la esquina de la vivienda - crédito MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ /CUARTOSCURO

Habrían transcurrido 20 minutos, alrededor de las 9:40 p. m., cuando, según los testimonios, el joven fue interceptado por delincuentes en motocicleta. El parrillero fue quien se bajó del ciclomotor y le disparó en repetidas ocasiones, impactándolo en el pecho y uno de sus brazos. Juanki quedó tirado en la mitad de la calle principal del barrio.

La víctima fue trasladada a la clínica Madre Bernarda en la misma moto en la que llegó, pero falleció antes de ser ingresado a cirugía. La Policía Metropolitana informó que están investigando los móviles del homicidio.

El joven alcanzó a llegar a la clínica, pero minutos después murió -crédito ALVAREZ/Europa Press
El joven alcanzó a llegar a la clínica, pero minutos después murió -crédito ALVAREZ/Europa Press

“Se presentó el homicidio de Juan De Ávila Caraballo, 20 años, quien sufrió varias lesiones con arma de fuego, siendo trasladado a centro asistencial, donde fallece”, indicó la Policía sobre el hecho.

Mujer fue asesinada mientras realizaba un ‘mandado’ en Cartagena

La Policía Metropolitana y la Fiscalía General de la Nación investigan dos posibles hipótesis en torno al asesinato de Diana Díaz Salas, ocurrido la noche del sábado 22 de junio en el barrio Loma Fresca, sector Petare, en las faldas de La Popa, en Cartagena (Bolívar).

La víctima, de 34 años y madre de dos niños, era proveniente de Moñitos (Córdoba), donde serán trasladados sus restos, según confirmó un familiar a El Universal en las afueras de Medicina Legal. El pariente relató que el atentado sucedió exactamente a las 9:30 p. m., mientras Diana compraba aceite de cocina en una tienda cercana a su casa.

De acuerdo con el testimonio del familiar, el sicario se le acercó por la espalda y le disparó una vez directo a la cabeza. A pesar de ser trasladada rápidamente a un centro asistencial, los médicos confirmaron su muerte minutos después.

Se informó que los sicarios huyeron en moto hacia una zona aledaña a Loma Fresca. Además, la Policía Metropolitana solo indicó inicialmente que “los móviles de los hechos son materia de investigación”, y que la inspección técnica al cadáver estuvo a cargo de unidades del CTI de la Fiscalía.

Un pariente de Diana Díaz sugirió que el atentado podría haber sido un error, y que el sicario la confundió con otra mujer de características físicas similares. Afirmó que la víctima no tenía enemigos ni había recibido amenazas, y la Policía corroboró que no tenía anotaciones judiciales.

Las investigaciones reseñadas por el medio citado apuntan a dos hipótesis: una de ellas es si el homicidio está relacionado con otros atentados similares en la ciudad, ligados al tráfico local de estupefacientes, mientras que la otra hipótesis sugiere un feminicidio, ninguna de las dos ha sido confirmada.

Guardar

Nuevo