Con “cartillas”, disidencias de las Farc imponen condiciones a población en Caquetá: “El que tenga más aportará más”

Prohibiciones, horarios y contribuciones económicas obligatorias hacen parte de los textos impresos que circulan en Doncello, Caquetá, donde la población se ve forzada a cumplir con las órdenes del grupo armado

Guardar

Nuevo

Disidencias de las Farc emiten cartillas en Doncello, Caquetá - crédito Ernesto Guzmán/EFE
Disidencias de las Farc emiten cartillas en Doncello, Caquetá - crédito Ernesto Guzmán/EFE

El Bloque Rodrigo Cadete de las Disidencias de las Farc tiene contra las cuerdas a los habitantes de Doncello, en el Caquetá, donde se conoció que han sido distribuidas varias cartillas y circulares en las que se indican normas de conducta y un régimen impuesto por los insurgentes.

Las represalias por no cumplir con las exigencias de la estructura armada son temidas por la población en general. El texto incluye prohibiciones expresas, restricciones en horarios y actividades comerciales, aportes económicos obligatorios y carnets comunales para tener control sobre quienes viven allí.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

La denuncia fue expuesta por Caracol Radio, desde donde se compartieron algunas imágenes de los impresos.

Cartilla política disidencias Farc - crédito @gusgomez1701/X
Cartilla política disidencias Farc - crédito @gusgomez1701/X

Bajo el concepto de “orientaciones para el buen vivir de las comunidades”, se dictan órdenes en relación con los siguientes temas:

  • Prohibición del expendio de licores y cigarrillos a menores de 16 años: Los negocios deben colocar avisos visibles para asegurar el cumplimiento de esta normativa.
  • Jornadas comunitarias: Cada caserío realizará un día de embellecimiento comunitario al mes, incluyendo la reparación de puentes, zanjas y huecos en las vías.
  • Regulación de trabajadoras sexuales: Se requiere un carnet de control médico y se prohíbe el exhibicionismo y el desplazamiento fuera de su lugar de trabajo.
  • Carnets comunales: Emisión de carnets con vencimiento de seis meses para controlar la identidad de los residentes y restringir las visitas familiares a ser breves.
  • Prohibición del uso de sustancias psicoactivas: Severas represalias para quienes incumplan esta orden.
Fotografía de la mano de un guerrillero de la disidencia de las FARC sosteniendo un fusil, en Casa Roja (Colombia) - crédito Ernesto Guzmán/EFE
Fotografía de la mano de un guerrillero de la disidencia de las FARC sosteniendo un fusil, en Casa Roja (Colombia) - crédito Ernesto Guzmán/EFE

Horarios y cierres

Asimismo, se establecieron horarios para el funcionamiento de establecimientos comerciales y de entretenimiento.

Horarios de movilidad y huertas caseras: Especificaciones sobre los horarios de movilidad y la creación de huertas caseras administradas por los residentes.

  • Entre semana: Establecimientos deben cerrar a las 10:00 PM.
  • Fines de semana: Pueden operar hasta las 2:00 AM.
  • Volumen de música: Debe ser moderado.
  • Orden post-evento: Negocios deben contar con bodegas para evitar desórdenes y canastas para mantener las vías despejadas.
Disidencias Farc hacen presencia en Caquetá - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters
Disidencias Farc hacen presencia en Caquetá - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters

Esta dinámica no solo atenta contra la autonomía de los ciudadanos, sino que crea un ambiente de miedo y represión, limitando las posibilidades de desarrollo social y económico en la región. Tales tácticas son una manifestación clara de la debilidad del Estado en estas zonas, donde la presencia efectiva de las autoridades gubernamentales es insuficiente para garantizar la seguridad y los derechos de los habitantes.

Sobre este punto, Naciones Unidas hizo un llamado para que el Estado colombiano tenga mayor presencia en los municipios principalmente afectados por presencia de grupos armados y actividades delictivas.

Sigue violencia en el Caquetá - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters
Sigue violencia en el Caquetá - crédito Luis Jaime Acosta/Reuters

“Estamos muy preocupados por el nivel de violencia que vive la población en Colombia, incluyendo el atentado de ayer contra el padre de la vicepresidenta; dos atentados la semana pasada en Jamundí, Valle del Cauca, que dejaron varias personas heridas; los ataques a estaciones de policía de Suárez y Cajibío, en Cauca, que afectaron viviendas y la salud de una bebé en un hospital; los combates en medio de la población civil en Madrigal -Policarpa-, Nariño; el reclutamiento de niñas, niños y adolescentes en diferentes regiones, como Cauca, Caquetá, Huila o Nariño; y el homicidio de personas defensoras y líderes”, expuso.

Guardar

Nuevo