Este es el páramo protegido por un duende, se considera el área más conservada del país

El país cuenta con lugares llenos de magia que parecen sacados de un cuento, y este es uno de los secretos mejor guardados

Guardar

Nuevo

Los paisajes de este lugar parecen sacados de un cuento - crédito Sidap / CVC
Los paisajes de este lugar parecen sacados de un cuento - crédito Sidap / CVC

Colombia tiene lugares únicos para disfrutar de la biodiversidad, entre ellos se destacan los páramos, ecosistemas que generan un gran interés en aquellas personas que practican senderismo y que disfrutan de conocer la naturaleza. Uno de los menos conocidos es el páramo del Duende, conocido por una leyenda bastante curiosa.

Este páramo es una de las reservas naturales mejor conservadas en el país y se encuentra ubicado en los límites de Valle del Cauca y Chocó, lugares donde es considerado de vital importancia.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Según destacan los biólogos y expertos de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) para llegar a su cima se requieren de tres a cuatro días de caminata y no se cuenta con senderos demarcados, por lo que es indispensable conocer el terreno para poder acceder y salir de allí.

Incluso, la comunidad local tiene una leyenda que ha pasado de generación en generación, y habla de la supuesta presencia de un ser pequeño, que es el responsable de permitir o negar el acceso a los visitantes, dependiendo de sus intenciones en la reserva natural.

El páramo es uno de los menos reconocidos en el país - crédito Sidap / CVC
El páramo es uno de los menos reconocidos en el país - crédito Sidap / CVC

La tradición afirma que el duende lanza piedras o extravía las pertenencias de aquellos a quienes no desea en su territorio. Estas creencias, aunque pueden parecer poco realistas para aquellas personas que no creen en las criaturas fantásticas, han contribuido al aura de misterio que rodea al páramo y quizás a su conservación en buen estado.

Por esta razón, la CVC decidió nombrarlo como páramo del Duende y, desde 2005, se convirtió en Parque Natural Regional. De acuerdo con lo explicado por la bióloga Natalia Gómez, “Esta área protegida es enorme, hay una gran una población de osos de anteojos muy importante. Hay especies de felinos y anfibios, 461 especies de aves y mucha agua”.

Del mismo modo, se destacó que “En este punto nacen fuentes hídricas claves para el abastecimiento hídrico de los municipios de Calima, Río Frío y Trujillo, pues la central hidráulica se abastece del río Azul y el río Calima que nacen en este páramo”.

El páramo posee una gran cantidad de biodiversidad - crédito Luis Velandia Pérez/Infobae
El páramo posee una gran cantidad de biodiversidad - crédito Luis Velandia Pérez/Infobae

La importancia del páramo del Duende radica no solo en su biodiversidad sino en su rol dentro de los ecosistemas nacionales. A pesar de su baja visibilidad para los viajeros, este sitio requiere que continúen las labores de reconocimiento y protección para evitar su deterioro.

Incluso, según información de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre (WCS - por sus siglas en inglés) “Esta zona es - posiblemente - el área de páramo más conservada e intacta de Colombia, lugar que, adicionalmente, funge como estrella fluvial”.

Por esta razón, Jorge Parra, Coordinador de Áreas Protegidas de WCS, dio a conocer que la importancia del páramo del Duende radica en su ubicación, el abastecimiento de agua en la región y que “El área protegida es hábitat de alta riqueza de especies de flora y fauna, algunas endémicas y otras en estado de amenaza, a lo que hay que sumar su reconocimiento como un ecosistema estratégico para asegurar la continuidad de los procesos ecológicos que preservan dicha diversidad”.

El mono aullador es una de las especies que se encuentra en esta reserva - crédito Esteban Biba/EFE
El mono aullador es una de las especies que se encuentra en esta reserva - crédito Esteban Biba/EFE

Cabe mencionar que Colombia posee el mayor número de páramos en el mundo, pero estos ecosistemas enfrentan amenazas significativas, como el calentamiento global, la deforestación y las actividades humanas.

De ahí la importancia de la conservación de esta reserva natural entre el Valle del Cauca y Chocó, pues, según lo explicado por WCS cuenta con una gran cantidad de riqueza botánica al tener ejemplares de arbustos pequeños, helechos, orquídeas, bromelias, líquenes, musgos y, principalmente, frailejones.

En cuanto a la fauna, los investigadores comprobaron la presencia de murciélagos (tres especies diferentes), oso de anteojos, danta, puma, jaguar, mono aullador, anfibios y, en particular, una gran cantidad de especies de aves.

Guardar

Nuevo