Salvatore Mancuso participaría en la reforma agraria del Gobierno Petro como gestor de paz

El excomandante paramilitar fue uno de los principales líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia en la década de los noventa y su acción criminal dejó una huella de sangre y desplazamiento forzado

Guardar

Nuevo

A Salvatore Mancuso el presidente Gustavo Petro también lo pidió integrar como un gestor de paz - crédito Jesús Aviles/Infobae
A Salvatore Mancuso el presidente Gustavo Petro también lo pidió integrar como un gestor de paz - crédito Jesús Aviles/Infobae

El excomandante paramilitar Salvatore Mancuso, que fue puesto en libertad por el Gobierno de Estados Unidos, se encuentra en Colombia y ahora recibió una particular invitación por parte de uno de los directores de las entidades más importantes del país.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Se trata de la Agencia Nacional de Tierras, desde donde propusieron que el excomandante paramilitar se vincule a la reforma agraria para que pueda trabajar en el proceso como gestor de paz.

De acuerdo con el director de la ANT, Felipe Harman, la voz de experiencia de Mancuso como perpetrador de tanto dolor y sufrimiento en el campo puede servir para resarcir sus errores y comprender las dinámicas que llevaron a una ola de sangre en las áreas rurales del país.

“Hemos tenido acercamientos para que venga a impulsar los temas de la reforma; él mismo ha reconocido que la guerra fue un patrón de acumulación de tierra y despojo. Hoy que existe la voluntad, hemos insistido en avanzar de una forma clave que permita la reparación de los campesinos víctimas del conflicto”.

Mancuso fue invitado a participar en la reforma agraria - crédito AgroInforma
Mancuso fue invitado a participar en la reforma agraria - crédito AgroInforma

Esta situación como era de esperarse generó reacciones divididas, precisamente porque el excomandante paramilitar quedó en libertad a escasas semanas de haber llegado a Bogotá. Es de recordar que en el Tribunal Superior de Bogotá en el mes de mayo le levantaron las 57 órdenes de captura que tenía en su contra. Aunque con esta situación Mancuso tiene que presentarse periódicamente ante los tribunales.

Fue en medio de toda la polémica que se había levantado con la llegada de Mancuso nuevamente a Colombia cuando el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, invitó al excomandante paramilitar a vincularse como gestor de paz en un proceso de reconciliación.

Esta situación fue cuestionada, especialmente por la oposición encabezada por el partido político Centro Democrático. Pero pese a los cuestionamientos el presidente Petro extendió la invitación a Mancuso a Tierra Alta, Córdoba, en medio de un acto simbólico para las víctimas.

Petro inclusive ha invitado al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a la casa de Nariño - crédito Joel González/Presidencia y Migración Colombia
Petro inclusive ha invitado al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso a la casa de Nariño - crédito Joel González/Presidencia y Migración Colombia

“Ahora nos toca a nosotros escoger. Nosotros no pudimos decidir sobre el pasado y por eso quiero invitar a Mancuso aquí, no a vengarme ni a vengarnos. Hay marcas de sangre. Ojo. Sí, millones de marcas de sangre hay en Colombia. Millones. Si las marcas de sangre nos guían, sigue otra violencia, la que quiere la oligarquía”.

Mancuso en Colombia ha brindado supuestos detalles de lo que fue la estructura de paramilitares y su operación en el país. Precisamente en una de sus recientes intervenciones en medios el excomandate de las AUC le indicó al periodista Daniel Coronell que el Gobierno estuvo implicado en la muerte de Vicente Castaño, uno de los máximos líderes de las autodefensas.

“El señor alto comisionado, con el Gobierno Nacional, organizaron la muerte de Vicente Castaño y nos extraditaron a los demás. Esta es una situación terrible en donde hubo una conspiración desde el mismo gobierno para asesinar a Vicente Castaño”.

Se presume que Castaño Gil murió en 2007 a manos de sus hombres - crédito Colprensa
Se presume que Castaño Gil murió en 2007 a manos de sus hombres - crédito Colprensa

Inclusive brindó información aparentemente exclusiva de cómo habría sido la muerte de alias el Profe, uno de los tres hermanos Castaño, responsables de una sangrienta guerra al interior del país.

“A mí me llegó una carta de ‘Gordo Pepe’, a quien le secuestraron y amarraron la familia para que entregara a Vicente Castaño; a través de él llegaron a otra persona, el único que podía ingresar en carro hasta donde estaba Vicente en una finca cerca la Ciénaga de Ayapel (...) Cuando Vicente vio que habían ingresado otros carros, les hizo unos tiros a quienes iban allí, miembros de la Dijin y demosvilizados de las Autodefensas, y fue cuando murió. Dicen que él mismo se pegó un tiro en la cabeza en un baño cuando sintió que ya no tenía escapatoria a la acción de este grupo conjunto”.

Guardar

Nuevo