Debates en Puerto Rico sobre auditorías y transparencia en el deporte

Una ex futbolista y estudiante de Derecho ha destapado diversas reacciones con su propuesta de reforzar controles. El COPUR no se opone a la iniciativa pero advierte de la realidad del país

2022 Beijing Olympics - Opening Ceremony - National Stadium, Beijing, China - February 4, 2022. Puerto Rico athletes during the opening ceremony. REUTERS/Phil Noble
2022 Beijing Olympics - Opening Ceremony - National Stadium, Beijing, China - February 4, 2022. Puerto Rico athletes during the opening ceremony. REUTERS/Phil Noble

Una ex futbolista ha encendido las reflexiones en el mundo del deporte de Puerto Rico más allá de pronósticos de medallas.

La ex jugadora de la selección nacional de fútbol y estudiante de Derecho, Karla Aponte, ha enviado un proyecto al gobierno para reforzar la transparencia de los recursos en las federaciones deportivas y el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur).

La iniciativa de Aponte ha tomado curso en momentos en que la Cámara de Representantes tiene ante su consideración, para votación, enmiendas a dos leyes mediantes las cuales el deporte en Puerto Rico recibe fondos del estado.

El periódico “El Nuevo Día” ha abordado en los últimos días la repercusión de la propuesta de la ex atleta y futura jurista.

Según “ENDI” (siglas por la que se conoce el medio), la joven estuvo motivada por la experiencia personal de las carencias que vivió en la práctica del deporte, junto a los testimonios que recogió de colegas de su disciplina y de otras disciplinas.

Ella está a la espera de que la Cámara de Representantes apruebe un proyecto de ley que, en teoría, exigirá que las federaciones nacionales y el Copur rindan cuentas de cómo manejan los fondos que reciben.

“La intención detrás del proyecto es que los atletas reciban los recursos necesarios cuando sea preciso, en lugar de que se continúen repitiendo las consabidas historias de padres, familiares y los mismos deportistas trabajando extra para recaudar dinero para poder cumplir con la compra de equipo y costear viajes a competencias dentro y fuera del país”, apunta el diario.

Aponte ha narrado las carencias sufridas como futbolista desde antes de ingresar a la selección nacional, y ya siendo integrante de la misma, por la falta de uniformes, de entrenadores, de terrenos, de transporte, de alimentación.

“Toda la responsabilidad caía en los padres” precisó Aponte . “Las niñas que tenían padres que podían apoyarlas económicamente se quedaban en la selección, y las que no, tenían que irse”. Ella relató que con selecciones de otros deportes la historia era igual o peor.

Aponte supo por la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe, que todas las federaciones nacionales de fútbol reciben anualmente centenares de miles de dólares en fondos provenientes de la FIFA, por lo que contrastó esa bonanza económica con la precariedad sufrida por los y las deportistas.

La imposición por parte del gobierno de una directriz para que las federaciones deportivas y el Copur tengan que someter estados financieros auditados anualmente podría convertirse en una carga que limite todavía más la asistencia que se le brinda a los atletas, reflexionaron algunos líderes deportivos

La presidenta del Copur, Sara Rosario dejó claro que no está opuesta al proyecto ni a la transparencia en la administración deportiva. Su queja es que no se está reconociendo la realidad del deporte en Puerto Rico, que opera con pocos recursos. También advirtió que de su parte siempre insistirá que sus federaciones sigan trabajando por mejorar su gobernanza.

“Estamos pidiendo unas exigencias para lo cual el deporte todavía no está preparado. Esa es la realidad del deporte en el país. Pero no, queremos seguir exigiendo profesionalismo en el deporte, cuando no lo tenemos en el país. Y no solo en el deporte, sino en muchas otras áreas. Eso cuesta dinero”, dijo a “ENDI” sobre las auditorías.

Ella ha estado participando en vistas públicas exponiendo el proceso de transparencia en su organismo y la realidad de las distintas federaciones deportivas, además de recalcar que en el Copur el estado financiero “nunca ha estado oculto”.

Ahora sólo queda pendiente la votación.