EEUU volvió a incluir en su lista de grupos terroristas a los hutíes de Yemen por los ataques en el mar Rojo

El gobierno de Joe Biden también impondrá nuevas sanciones sobre la milicia pro iraní, que ya había recibido esa designación durante la administración de Donald Trump

Compartir
Compartir articulo
EEUU designó a los hutíes de Yemen como terroristas e impondrá sanciones sobre el grupo (Europa Press)

Estados Unidos anunció este miércoles que considerará nuevamente a los rebeldes hutíes de Yemen como terroristas y, por tanto, impondrá nuevas sanciones sobre este grupo pro iraní. La medida entrará en vigor en 30 días, es decir el 16 de febrero, y se da en medio de las ofensivas de la milicia a las navieras comerciales que transitan el mar Rojo, como respuesta a las agresiones de Israel sobre Gaza.

“Estos ataques son una definición de manual de terrorismo”, explicó uno de los funcionarios estadounidenses que sumó que, con esta decisión, la Casa Blanca busca que cesen estas hostilidades que ponen en riesgo el comercio internacional e, inclusive, “considerará” suspenderla si ello ocurre.

De no ser así, durante el próximo mes, autoridades de Washington se abocarán a “diseñar” la implementación de las sanciones que implican la designación, que estarán enfocadas principalmente en “cortar la financiación” de los hutíes a través del sistema financiero internacional.

Biden ordenó cortar el financiamiento de los rebeldes afectando lo menos posible a la población civil (Europa Press)

Sin embargo, desde la Casa Blanca pusieron el énfasis en que el presidente Joe Biden ordenó que el grupo sea catalogado como “Terrorista Global Específicamente Designado” (SDGT por sus siglas en inglés) en lugar de “Organización Terrorista Extranjera” (FTO en el idioma local) dado que la primera implica consecuencias más leves como, por ejemplo, que no se verán perjudicados quienes proveen “soporte material” a los rebeldes ni tampoco se impondrán prohibiciones de viaje.

Con esto, Estados Unidos busca que se afecte en la menor medida posible a la población civil y que no se vean alcanzados los circuitos con los que se financia la importación de alimentos -el 90 por ciento en el país-, medicinas y ayuda humanitaria. Según la ONU, en Yemen se vive la crisis humanitaria más grande de todo el planeta desde hace años.

En el pasado, la milicia rebelde ya había sido incluida en estas listas. Durante la presidencia de Donald Trump, el mandatario sumó a los hutíes en ambas categorías -SDGT y FTO- pero, al asumir el cargo, Biden dejó sin efecto la medida para no agudizar la situación humanitaria allí.

No obstante, los recientes acontecimientos y la falta de respuesta positiva a las advertencias de la comunidad internacional llevaron a Estados Unidos a avanzar nuevamente en esta dirección.

El anuncio de Estados Unidos responde a las continuas agresiones enemigas sobre las navieras que transitan el mar Rojo (REUTERS)

Por su parte, el Gobierno yemení reconocido internacionalmente y opositor a los rebeldes, celebró el anuncio y sostuvo que para alcanzar la paz en el país es necesario que el grupo deje de “practicar el terrorismo” en todas sus formas.

“La decisión es consistente con la clasificación por parte del Gobierno yemení de este grupo como organización terrorista de acuerdo a las leyes yemeníes, y surge en respuesta al continuo llamamiento del Gobierno a la comunidad internacional para que tome medidas serias para proteger al pueblo yemení de la opresión y el terrorismo de estas milicias terroristas”, indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores local en un comunicado.

“Las milicias hutíes deben abandonar su enfoque terrorista y su dependencia del régimen iraní, renunciar a la violencia y aceptar iniciativas de paz, incluida la hoja de ruta propuesta por los hermanos de Arabia Saudí, y todos los esfuerzos para mantener la seguridad y la estabilidad de Yemen y la región”, agregaron.

A la par de la designación, Estados Unidos y el Reino Unido -apoyados por una serie de países aliados- iniciaron días atrás una campaña de bombardeos contra objetivos militares del grupo ya que, tal como comentó en el Foro de Davos el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, las agresiones enemigas no cesarán a menos que exista una respuesta mundial fuerte.

Sullivan se refirió a este conflicto en Davos y pidió una respuesta mundial (Europa Press)

La misión de Naciones Unidas en Yemen advirtió el pasado sábado que las acciones de Occidente y la respuesta de los rebeldes ponen en peligro los esfuerzos realizados para alcanzar la paz en el país árabe, luego de que en diciembre las partes en conflicto acordaron tomar medidas para un alto el fuego.

(Con información de EFE)