Crece la tensión en la frontera entre Israel y el Líbano (AFP)
Crece la tensión en la frontera entre Israel y el Líbano (AFP)

Estados Unidos expresó este domingo su preocupación por la "escalada de tensiones" en la frontera entre Israel y el Líbano, donde se produjeron intercambios de disparos entre el grupo terrorista Hezbollah y el Ejército israelí, señaló un funcionario del Departamento de Estado.

"Estados Unidos apoya plenamente el derecho de Israel a defenderse. Hezbollah debería abstenerse de acciones hostiles que amenacen la seguridad, la estabilidad y la soberanía de Líbano", indicó el funcionario. "Este es otro ejemplo del papel desestabilizador de los agentes de Irán para sabotear la paz y la seguridad en la región", agregó.

El gobierno francés también se manifestó sobre la creciente tensión en la región. El ministerio de Relaciones Exteriores señaló que París "ha multiplicado los conflictos en la región", para "evitar una escalada" en la frontera sur del Líbano.

El Palacio del Elíseo recordó que el presidente Emmanuel Macron mantuvo "en los últimos días conversaciones telefónicas con Netanyahu y el presidente iraní, Hassan Rohani".

El primer ministro libanés, Saad Hariri, habló por teléfono con el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, y con un asesor del presidente francés para pedir "la intervención de Estados Unidos, Francia y de la comunidad internacional ante los desarrollos" en la frontera.

La FINUL, fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU desplegada en el sur de Líbano, en la frontera con Israel, instó este domingo a "la mayor contención".

Hezbollah amenazó con ataques sorpresa contra Israel (REUTERS/Aziz Taher)
Hezbollah amenazó con ataques sorpresa contra Israel (REUTERS/Aziz Taher)

Drones, misiles, amenazas

Los intercambios de disparos de este domingo se produjeron en un contexto de creciente tensión entre Israel y Hezbollah, que la semana pasada lo acusó de haber atacado con drones su bastión en la periferia sur de Beirut.

Este "ataque" fue presentado por el jefe del grupo terrorista, Hassan Nasrallah, como "el primer acto de agresión" de Israel contra Líbano desde la devastadora guerra de 2006 entre ambos, que dejó 1.200 muertos en 33 días en el bando libanés y 160 en el israelí.

El presidente libanés, Michel Aoun, calificó el incidente como una "declaración de guerra".

Al mismo tiempo, un dirigente de Hezbollah, Naim Qasem, aseguró en cambio que "el ambiente no [era] de guerra", sino que se trataba de una "respuesta a una agresión".

Por su parte, Israel "desveló" un plan de Irán, a través de su aliado Hezbollah, para transformar cohetes en misiles de precisión con capacidad para atacar al primero. El Estado hebreo indicó que daba por "responsable" a Líbano, pues el grupo terrorista opera en su territorio.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: