En una conferencia de prensa con su homólogo de la ONU, Abulgueit responsabilizó indirectamente a Irán y pidió a la República Islámica que cambie la dirección de su política porque, de lo contrario, llevará "a todo el mundo a una confrontación".

Abulgueit subrayó que "ni por un segundo" se le ha pasado por la cabeza que un país árabe pueda estar involucrado y agregó, apuntando a Teherán sin nombrarlo, que detrás de los ataques está una potencia que está enfrentada con Estados Unidos y que quiere provocar a ese país.

Según el diplomático egipcio, además, Irán está intentando aprovechar todos los conflictos en la zona en su propio beneficio

Irán mantiene un pulso con la mayoría de los países árabes, especialmente con los estados del golfo Pérsico, con Arabia Saudí a a la cabeza, por la hegemonía de la región.

El secretario general de la ONU, António Guterres,  por su parte, subrayó este viernes que es "muy importante conocer la verdad" sobre el supuesto ataque contra dos cargueros ocurrido este jueves en el golfo Pérsico, mientras que su homólogo de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, responsabilizó indirectamente a Irán.

Guterres volvió subrayar que es fundamental "clarificar las responsabilidades" sobre lo sucedido, aunque precisó que la apertura de una eventual investigación le correspondería al Consejo de Seguridad y no a él.

En este sentido, apuntó que la ONU apoyaría cualquier esfuerzo en esa dirección. Guterres ya indicó el jueves que está siguiendo con "profunda preocupación" lo sucedido en el mar de Omán y advirtió de que "si hay algo que el mundo no puede permitirse es una gran confrontación en el golfo Pérsico".

El Consejo de Cooperación del Golfo e Irán están involucrados en varias guerras de proximidad en la zona, especialmente en Yemen y en Siria.

Un buque de rescate iraní salvó este jueves a los 44 miembros de la tripulación de los dos cargueros extranjeros que fueron supuestamente blanco de un ataque en el mar de Omán.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a Irán de estar detrás de lo sucedido, después de haber perpetrado ataques similares anteriormente, y llevó sus denuncias al Consejo de Seguridad. Además, EEUU publicó un vídeo para intentar sustentar sus tesis.

Por su parte, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, tildó los incidentes de "sospechosos".

Se trata del segunda acción de similares características en la zona, después de que en mayo cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, fueron blanco de un sabotaje.

Entonces, la tensión se disparó después de que Arabia Saudí y Estados Unidos acusaran a Irán de estar detrás del sabotaje, un extremo que Teherán negó.

En esta ocasión, Arabia Saudí ha calificado lo ocurrido de "ataque terrorista", pero se ha abstenido de lanzar acusaciones.

El estrecho de Ormuz, entre las costas de Irán y de Omán, es uno de los lugares más estratégicos del mundo por ser una ruta clave en el transporte de crudo desde Oriente Medio.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: