Los daños del fracking se padecen en México desde hace 50 años

El investigador de la UNAM, Luca Ferrari, señaló que “Pemex ya ha hecho fracking en al menos 920 pozos en todo el borde del Golfo de México”

Actualmente, los estados que tienen mayor práctica de fracking son: Coahuila (con 24 pozos), Nuevo León (1,798), Tamaulipas (2,064), Veracruz (2,111), Puebla (1,288), Tabasco (21) Foto: REUTERS/Peter Powell/File Photo
Actualmente, los estados que tienen mayor práctica de fracking son: Coahuila (con 24 pozos), Nuevo León (1,798), Tamaulipas (2,064), Veracruz (2,111), Puebla (1,288), Tabasco (21) Foto: REUTERS/Peter Powell/File Photo

A pesar de los daños irreparables que ocasiona la fracturación hidráulica (fracking) al medio ambiente, el actual gobierno mexicano se limitó a prohibirla sin poder regularla.

Luca Ferrari Pedraglio, investigador del Centro de Geociencias de la UNAM campus Juriquilla, comentó que el uso de agua contaminada es lo “más impactante” de esta técnica, pues contiene compuestos químicos, tóxicos y cancerígenos peligrosos para el ambiente.

Parte de esta agua contaminada podría contaminar, en algunos casos lo ha hecho, el acuífero tanto desde abajo, como cuando el pozo pasa a través de la zona del acuífero; se ha visto también que pueden generar terremotos someros”, dijo en entrevista con Radio UNAM.

Actualmente, Coahuila (con 24 pozos), Nuevo León (1,798), Tamaulipas (2,064), Veracruz (2,111), Puebla (1,288), Tabasco (21) y Chiapas (uno), son algunas de las entidades con mayor fracking a nivel nacional.

De acuerdo con Ferrari Pedraglio, los daños ambientales que se han presentado a causa de las fracturaciones hidráulicas tienen su origen desde hace 50 años, cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó a utilizar esta técnica para extraer más hidrocarburos de sus yacimientos convencionales.

Pemex ya ha hecho fracking en al menos 920 pozos, todo el borde del Golfo de México. (…)Sí hay presupuestos en Pemex para eso y no se ha excluido de manera clara, no se ha discutido todavía en la Cámara de Diputados”.

El investigador universitario acotó que “el promedio mundial en los campos convencionales de fracking es de 35%, o sea, el 35 % de los recursos que hay abajo los logramos sacar. Ahora, en el caso de los no convencionales, de los yacimientos de lutitas donde se usa asiduamente el fracking, aún con su uso masivo no se saca más del 10 por ciento normalmente, 10, 12, 15%, ya sería un máximo del petróleo que extrae”.

(Foto: Alianza Mexicana contra el Fracking)
(Foto: Alianza Mexicana contra el Fracking)

Técnica vigente

A pesar de la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador para detener el uso del fracking en México, la técnica aún sigue vigente en el país, de acuerdo con Manuel Llano, fundador e investigador de Cartocrítica.

Llano explicó que, en México, uno de cada cuatro pozos petroleros ha sido fracturado hidráulicamente, es decir, desde 1996 se han realizado 36.159 fracturas en al menos 7.879 pozos.

Según Llano, la intensidad de la técnica depende del pozo, pues puede ser fracturado múltiples veces, con una media de 4.6 fracturas por pozo.

El presidente canceló la ronda petrolera 3.3, que preveía la licitación de campos no convencionales, pero el gobierno designó un presupuesto mayor a 7.000 millones de pesos (USD 368 millones) para esta técnica durante el ejercicio de 2019.

(Foto: Alianza Mexicana contra el Fracking)
(Foto: Alianza Mexicana contra el Fracking)

“No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking”, declaró López Obrador durante su discurso presidencial en el Zócalo el 1 de diciembre.

“Pareciera que el gobierno al momento de decir que ya no habría fracking se refería solo a la cancelación de la licitación; la realidad es otra, además está respaldada por las asignaciones que ya están ahí sino también en un presupuesto aprobado en el Congreso”, declaró el fundador de Cartocrítica.

Según el reporte de Cartocrítica, en materia de contratos y asignaciones vigentes para la exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales, existen 26 bloques ya adjudicados, 25 son asignaciones a Pemex y solo uno es un contrato compartido entre Pemex y un particular.

(Infografía: Alianza mexicana contra el fracking)
(Infografía: Alianza mexicana contra el fracking)

El contrato está otorgado bajo la modalidad de licencia firmado por CNH, Pemex Exploración y Producción y la empresa Operadora de Campos DWF, S.A. de C.V., subsidiaria de Grupo Diavaz, para la exploración y extracción de recursos no convencionales entre los estados de Veracruz y Puebla, en el Campo Miquetla en Chicontepec.

El campo Miquetla opera desde el 2013, produce actualmente mil 710 barriles diarios de petróleo y 3.99 millones de pies cúbicos de gas natural. Cuenta con 67 pozos productores. Es el primer contrato que autoriza la Secretaría de Energía (SENER) para regirse bajo el modo de licencia.

La Alianza Mexicana contra el Fracking destacó que, aunque existen cuatro iniciativas para prohibir esta actividad de extracción en el país, tres en Cámara de Diputados y una en el Senado, no se ha procedido a discutirlas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Uno de cada cuatro pozos petroleros en México ha sido tocado por el fracking

OPINIÓN: sin prohibición, el fracking sigue amenazando a México



MAS NOTICIAS