El ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa (Foto: Archivo)
El ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa (Foto: Archivo)

Los pocos acusados que aún permanecen presos por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, están con un pie fuera de prisión.

Es el caso del ex alcalde de Iguala (municipio de Guerrero en donde ocurrieron los hechos), José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, quienes lograron echar abajo casi todas las acusaciones que consignó en su contra la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con el periódico Milenio, el asunto tiene que ver con una orden de aprehensión librada el 6 de octubre de 2017 y que fue cumplimentada en el transcurso de este año, donde se señala a Abarca y su esposa como presuntos responsables de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, revelaron funcionarios federales.

Los tres testigos que declararon en esta causa penal contra la pareja, son los mismos cuyos testimonios fueron invalidados por un juez federal y un tribunal colegiado, ambos en Tamaulipas, porque se demostró que fueron víctima de tortura.

(Foto) Archivo
(Foto) Archivo

Por este motivo, en los próximos días se presentarán los incidentes de libertad para que José Luis Abarca y Pineda Villa salgan de prisión.

Hasta el momento, Abarca ha ganado en seis casos, mientras que su esposa en cinco y hoy solo tienen pendiente la causa penal 12/2017 que los señala como presuntos responsables de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En tanto, la acusación que existe a nivel estatal contra el ex presidente municipal por el presunto asesinato del perredista Arturo Hernández Cardona pende de un hilo, porque cuatro de los coacusados en este delito recuperaron su libertad por no existir elementos.

Actualmente, Abarca y Pineda Villa permanecen presos en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México y en el penal federal femenil de Amacuzac, Morelos, respectivamente.

Un juez liberó a 24 policías implicados en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

El pasado sábado 14 de septiembre, el juez Samuel Ventura Ramos con sede en Tamaulipas, liberó a 24 policías implicados en la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa.

De acuerdo a información oficial, los agentes liberados serían de los municipios de Cocula, Iguala y Huitzuco.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, calificó la liberación de los implicados como "una afrenta a las víctimas y a los padres y muestra la miseria del Sistema de justicia en el país".

Este mismo juez ya había excarcelado a otros 53 implicados en la desaparición de los normalistas, por lo que ya suman 77 liberaciones.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Encinas indicó que lo sucedido "es una burla" para la justicia y "conforme a las viejas prácticas" al tiempo que resaltó que el juez Ventura Ramos no firmó la resolución, sino lo hizo la secretaria de acuerdos, la señora Adriana Ruvalcaba.

Encinas explicó que el juez Ventura Ramos utilizó criterios cuestionables solicitando la aplicación de los protocolos de Estambul en un tiempo materialmente imposible y negando una prórroga razonable.

En días pasados Alejandro Encinas había advertido la posibilidad de que decenas, alrededor de 50 agentes acusados de participar en la privación de la libertad y la desaparición de los estudiantes, quedaran en libertad.

Únicamente 65 personas de 142, continúan detenidas por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, informó el sub secretario, además advirtió que "de mantenerse esta tendencia y como es evidente la intención política de hacerlo, quizá en los próximos días y con motivo del quinto aniversario de los trágicos hechos de la noche de Iguala, pueden otorgarse diversas libertades", advirtió el subsecretario.

La liberación de los 24 policías municipales se suma a la de 13 elementos de Iguala, que ahora demandan una indemnización de un millón de pesos para cada uno, y a la de Gildardo López Astudillo, "El Gil", uno de los líderes del cártel de Guerreros unidos.

"De ese tamaño es la burla", dijo indignado el subsecretario".

Este miércoles, reunión entre AMLO y padres de normalistas

(Foto: Presidencia de México)
(Foto: Presidencia de México)

Durante su conferencia del martes 17 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que, tras la liberación de 24 policías ligados al caso Ayotzinapa, solicitó una reunión con autoridades de la Fiscalía General de la República y del Poder Judicial para abordar el tema.

La reunión entre los padres de los normalistas desaparecidos, el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y autoridades del poder judicial, se llevará a cabo este miércoles 18 de septiembre, en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador fungirá como testigo.

En su conferencia de este miércoles en Palacio Nacional, el mandatario aclaró que sólo introducirá la reunión, debido a que la Fiscalía es un ente autónomo, por lo que reiteró su confianza en Alejandro Gertz Manero, a quien considera un hombre íntegro "estoy seguro que va a seguir actuando y en este caso (de la desaparición de los normalistas) va a entregar buenos resultados".

López Obrador hizo un llamado a quien tenga información sobre el caso Ayotzinapa.

"Hago un llamado a todos los que tengan información sobre este caso, a que ayuden porque ésta es una herida abierta… Esto tiene que ver con la justicia, con el humanismo y tiene que ver también con el prestigio, la fama de México. Todos tenemos que ayudar, contribuir y si hay personas que intervinieron, que cuenten con la protección del gobierno si desean ayudar informando sobre el paradero de los jóvenes", aseguró el mandatario.