El brutal asalto ocurrió el domingo pasado en la Central de Abasto de la Ciudad de México. Allí es donde operaban a sus anchas Los Oaxacos, una banda delictiva dedicada a los violentos asaltos y que obliga a los comerciantes de ese centro comercial a pagar "derecho de piso".

Por lo general operan en grupos de entre tres y cuatro delincuentes que aterrorizan a quienes se anteponen a sus pasos. Cometen sus actos delictivos delante de todo el mundo, y cuando algo creen que podrían salir mal, no dudan: matan.

Así ocurrió el pasado domingo, cuando en esa dependencia observaron que la oficial de policía Margarita Rivera estaba cerca de allí y decidieron ejecutarla con un disparo en la nuca.

Uno de los miembros de Los Oaxacos que asesinaron a la mujer policía Margarita Rivera en la Central Abasto de Ciudad de México (El Universal)
Uno de los miembros de Los Oaxacos que asesinaron a la mujer policía Margarita Rivera en la Central Abasto de Ciudad de México (El Universal)

El video, publicado por el diario El Universal, estremece a la opinión pública, y es un claro ejemplo de la impunidad con que se mueven estos grupos criminales.

A esta temible célula se le atribuyen siete homicidios durante los últimos seis meses, 50 asaltos violentos a clientes de la Central de Abasto y las extorsiones a locatarios, quienes deben pagar 350 dólares semanales.

Los criminales tienen acceso incluso a las cámaras de vigilancia de los diferentes comercios para conocer cuántos policías hay, cuántos hombres, mujeres, a qué pasillos los mandan y, sobre todo, los cambios de turno. De esta manera logran moverse con mayor facilidad e ir por sus pagos de "derechos de piso".

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: