ONG españolas defienden la importancia de la escuela en la vida de los niños desplazados

Guardar

Nuevo

Madrid, 19 jun (EFE).- Las ONG españolas Entreculturas y Alboan defendieron la importancia de la educación de los niños desplazados a través de la campaña 'Escuela Refugio' presentada este miércoles en Madrid, con la que ponen el foco en la escuela como "espacio necesario de refugio y acogida" para la infancia.

En la víspera del Día Mundial de los Refugiados, ambas entidades compartieron su campaña, que también tiene por lema 'Aprender en peligro', para reivindicar el papel de la escuela como un espacio seguro "para la infancia desplazada por la fuerza, que supone ya el 40% de las 120 millones de personas desplazadas forzosa en el mundo".

Las ONG denunciaron que "alrededor de 460 millones de niños, niñas y adolescentes viven en zonas de conflicto fruto de crisis prolongadas como las de Darfur (Sudán), Afganistán, Sudán del Sur o Siria y la irrupción de nuevas emergencias como Ucrania y Gaza".

Todas ellas, señalaron, han provocado que una quinta parte de los niños y niñas del mundo, "el mayor número de la historia, se encuentren hoy en situaciones de emergencia, lo que pone en peligro su vida, su derecho al aprendizaje y sus oportunidades de futuro".

La portavoz de Entreculturas, Lucía Rodríguez, subrayó que 120 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus países de origen por “cuestiones climáticas o de vulneración de derechos humanos” y recordó que la celebración del Día Mundial de los Refugiados "es una expresión de solidaridad y responsabilidad con todas las personas refugiadas, desplazadas y apátridas”.

"Lo que vemos en las fronteras europeas, cada vez más altas, más peligrosas, más cerradas, es, en realidad, una pequeña muestra de lo que estamos viviendo a nivel mundial”, afirmó la portavoz al tiempo que precisó que, a pesar de que las causas del desplazamiento forzoso son cada vez más complejas, "es posible y necesario abordarlas desde el marco de los derechos humanos".

Por su lado, la directora del Servicio Jesuita a Refugiados en Rumanía (JRS en inglés), Bianca Albu, explicó la situación de los refugiados ucranianos en ese país desde el comiendo de la guerra con Rusia y contó que desde su organización han "creado espacios seguros donde los niños puedan sentirse a salvo”.

Asimismo, la directora del JRS en México, Karen Pérez, se refirió al gran número de niños que están en situación de desamparo en Centroamérica, donde "los menores están en constante riesgo" y para los que se necesitan "más equipos que brinden solución a sus necesidades".

Por último, la responsable de Acción Humanitaria de Entreculturas, Asunción Taboada, insistió en la importancia de coordinar la primera respuesta humanitaria y los proyectos de cooperación: “No solamente basta con juntar las piezas del puzzle, hay que encontrar espacios de conexión para crear espacios educativos seguros en contextos de crisis”. EFE

itl-agg/msh/jfu

(foto)

Guardar

Nuevo