Los accionistas de Toyota dan un voto de confianza a su directiva pese a irregularidades

Guardar

Nuevo

Tokio, 18 jun (EFECOM).- El líder mundial automovilístico Toyota Motor celebró este martes su junta general de accionistas, en la que se decidió dar un voto de confianza al consejo de administración pese a las nuevas irregularidades destapadas en la certificación nipona de vehículos.

La reunión arrancó en la ciudad de Toyota, en el centro de Japón, en torno a las 10:00 hora local (1:00 GMT) con la vista puesta en la gobernanza del conglomerado tras las irregularidades reconocidas a principios de junio en la certificación de siete modelos de la firma, tres en producción y cuatro ya descontinuados, cuyos test no se ajustaron a los estándares requeridos por el Gobierno nipón.

El caso, destapado a raíz de una investigación interna solicitada por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo a los fabricantes automovilísticos nacionales tras otro caso detectado en Daihatsu Motor, filial de Toyota, motivó la suspensión indefinida de la producción y envíos de los modelos afectados, aunque, según el fabricante, no entrañan ningún riesgo para la seguridad.

En su reunión anual ordinaria, los accionistas de Toyota aprobaron las tres de las cuatro propuestas en agenda presentadas por la empresa, concernientes a cambios en la auditoría y la reelección de los diez miembros de su consejo de administración, y se rechazó una proposición de enmienda particular de inversores europeos para incorporar realizar un informe anual sobre impacto climático.

La junta se prolongó poco menos de dos horas, según detalles adelantados por el diario Nikkei.

La reelección de la junta directiva era el punto más candente de la reunión. Las asesorías estadounidenses Institutional Shareholder Services (ISS) y Glass Lewis pedían terminar con la presidencia del histórico, Akio Toyoda, otrora CEO y nieto del fundador del grupo, alegando que es el último responsable de los fraudes y una representación de independencia insuficiente en el consejo.

Aunque la mayoría de las revelaciones (que vienen afectando no solo a Toyota Motor, sino a sus filiales Hino Motors, Daihatsu Motor y Toyota Industries) se han producido tras el nombramiento como presidente y CEO de Koji Sato en abril de 2023, el grueso de las prácticas se produjeron durante la larga gestión de Toyoda.

Como ya adelantara el fabricante, el empresario no asistió al encuentro. Sí lo hizo Sato, que pidió disculpas a clientes y accionistas por la preocupación y los inconvenientes ocasionados.

Sobre Toyoda, Sato dijo que "está tomando la iniciativa como gerente del grupo y promoviendo mejoras" en el seno de la compañía, y se comprometió a involucrarse en dichos esfuerzos para evitar que se repitan casos similares a los revelados.

Durante las deliberaciones, entre los accionistas surgieron voces que reclamaron que Toyota se reconstruya, pidieron más explicaciones sobre los motivos de las irregularidades y se debatió sobre la futura estrategia de gestión, sin mayores detalles.

Las acciones de Toyota subía en torno a un 0,6 % en el arranque de la segunda mitad de la negociación en la Bolsa de Tokio, tras conocerse el desenlace de la junta de accionistas.

Las acciones de Toyota Motor acumulaban una caída del 10,7 % hasta el lunes desde que se conocieran las últimas irregularidades el 3 de junio. EFECOM

mra-yk/ahg/rrt

Guardar

Nuevo