El Ejército de Nigeria mata a más de 80 bandidos autores de ataques en el norte del país

Guardar

Nuevo

Lagos, 18 jun (EFE).- El Ejército de Nigeria mató a 80 bandidos, como se conoce en el país a las bandas criminales que aterrorizan a la población con ataques y secuestros masivos, en una operación en el estado norteño de Katsina, informó un portavoz de la Fuerza Aérea nigeriana (NAF, por sus siglas en inglés).

Según detalló en un comunicado recogido a última hora de este lunes por medios locales el director de Relaciones Públicas e Información de la NAF, el vicemariscal del aire Edward Gabkwet, el ataque aéreo tuvo lugar la noche del pasado sábado en la aldea de Gidan Kare, en la localidad de Faskare.

"Los ataques se hicieron necesarios después de recibir información de que más de cien terroristas habían quemado casas en un asentamiento a unos 5 kilómetros de la aldea de Gidan Kare. En lo alto del pueblo, alrededor de las 20.30 de la noche (19.30 GMT), se observó que varias casas estaban en llamas y todo el pueblo estaba sumido en el caos", explicó Gabkwet.

"Momentos después, se vio a doce motocicletas saliendo de la aldea y recorriendo un sendero que salía de la aldea hacia un lugar cercano (...), donde se unieron a un gran número de sus cómplices", añadió.

Frente a esta situación, los militares solicitaron y obtuvieron autorización para lanzar un ataque, que fue realizado a las 21.40 (20.40 GMT) y dejó unas 45 motocicletas quemadas.

"Más información recibida después del ataque también reveló que los terroristas estaban estrechamente vinculados al famoso jefe terrorista Yusuf Yellow y su cercano colaborador Rabe Imani. Esos ataques, junto con otros anteriores, han trastocado sin duda las actividades terroristas en la zona", aseguró el portavoz de la NAF.

Algunos estados de Nigeria -sobre todo del centro y noroeste del país- sufren ataques incesantes por parte de grupos de bandidos, que piden cuantiosos rescates y a cuyos integrantes las autoridades tildan a veces de "terroristas".

Los ataques se repiten pese a las repetidas promesas de terminar con la violencia por parte del Gobierno nigeriano, que ha reforzado el despliegue de las fuerzas de seguridad.

A esta inseguridad se suma la ocasionada desde 2009 por la actividad del grupo yihadista Boko Haram en el noreste del país y, a partir de 2016, también de su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP). EFE

bb-lbg/alf

Guardar

Nuevo