China declara su oposición a la "politización de los derechos humanos" en reunión con UE

Guardar

Nuevo

Pekín, 18 jun (EFE).- Representantes de China y la Unión Europea (UE) mantuvieron este lunes una reunión sobre derechos humanos en Pekín en la que los delegados chinos expresaron su oposición contra "la politización de los asuntos de derechos humanos" y el "doble rasero", informó este martes la Cancillería china.

En el encuentro, en el que participaron el funcionario de la Cancillería china Miao Dewei y la subdirectora general del departamento de Asia Pacífico de la UE, Paola Pampaloni, la delegación china aseguró que "el desarrollo de los derechos humanos en China sigue una trayectoria acorde con las tendencias contemporáneas y las condiciones nacionales".

Miao expresó su "oposición a la interferencia en los asuntos internos chinos bajo la premisa de los derechos humanos", aunque trasladó su esperanza de que tanto China como la UE "puedan aprender mutuamente a través de intercambios y hacer contribuciones positivas a la gestión global de los derechos humanos".

Por su parte, la delegación europea señaló que el diálogo "ha mejorado su comprensión" de la situación de los derechos humanos en China y mostró su disposición "a reforzar la colaboración en el trabajo multilateral" en este ámbito, según la Cancillería china.

Durante la 39ª sesión del Diálogo Conjunto sobre Derechos Humanos entre China y la UE, celebrada el pasado domingo en la ciudad china de Chongqing (centro), los representantes comunitarios trasladaron a China su "preocupación persistente por las restricciones a las libertades fundamentales y los derechos laborales" en el país asiático.

Los delegados del bloque reiteraron sus preocupaciones sobre la "grave situación" de los derechos humanos en China, en particular en la región occidental de Xinjiang, donde existen numerosas minorías étnicas musulmanas, en Tíbet (oeste) y Hong Kong, según el Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE.

La delegación comunitaria instó asimismo a China a "investigar" y detener las violaciones de los derechos humanos, expresando preocupación por casos de "detención ilegal, desaparición forzada, tortura y maltrato", citando casos concretos de activistas chinos detenidos o sometidos a vigilancia.

Sin embargo, el comunicado publicado este martes por la Cancillería china recoge que los representantes chinos enfatizaron en la reunión del domingo que los asuntos de Xinjiang, Tíbet y Hong Kong, así como los casos judiciales específicos, son "asuntos internos de China y no sujetos a interferencia externa".

Asimismo, la parte china instó a la parte europea a "respetar la vía de desarrollo de los derechos humanos elegida independientemente por el pueblo chino" y "a dejar de interferir en los asuntos internos de China a través de cuestiones de derechos humanos".

Las reuniones sobre derechos humanos se producen en un momento de tensas relaciones entre Pekín y el bloque, marcadas por los aranceles impuestos por la UE a los vehículos chinos y las represalias tomadas por China, y por desavenencias en torno a la guerra de Ucrania, hacia la que el país asiático ha mantenido una posición ambigua. EFE

aa/vec/rrt

Guardar

Nuevo