Irán califica de “inválidas” las denuncias europeas por la escalada de su programa nuclear

Guardar

Nuevo

Teherán, 17 jun (EFE).- Irán calificó como “inválidas” las denuncias de Reino Unido, Francia y Alemania por la “escalada suplementaria” del programa iraní al ampliar con cientos de centrifugadoras sus instalaciones de Natanz y Fordó.

“Como se ha anunciado repetidamente, el programa nuclear de Irán siempre ha tenido una naturaleza completamente pacífica y las armas nucleares no tienen lugar en la doctrina militar y de defensa de Irán”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado emitido anoche.

Las autoridades iraníes calificaron de “amarga ironía” que los países que han adoptado "un enfoque no constructivo" que ha llevado al actual estado del acuerdo nuclear de 2015 acusen al país persa de “vaciar el acuerdo nuclear”.

“La República Islámica de Irán se compromete a continuar su interacción constructiva y cooperación técnica con la Agencia Internacional de Energía Atómica en el marco de sus derechos y obligaciones, e implementará y continuará sus planes nucleares pacíficos de conformidad con el Tratado de No Proliferación y el Acuerdo de Salvaguardias Integrales”, añadió el ministerio.

Francia, Alemania y Reino Unido denunciaron el sábado “una escalada suplementaria” del programa iraní por la decisión de ampliar con cientos de centrifugadoras más sus instalaciones de Natanz y Fordó, con las que aumentar sus reservas de uranio enriquecido.

En una declaración común, publicada por el Ministerio francés de Exteriores, los tres países europeos califican de “inquietante” esa decisión de incrementar “significativamente” su capacidad de producción de uranio.

La información sobre esas centrifugadoras procede del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y se considera una reacción a la resolución crítica con la República Islámica emitida por esta instancia de la ONU la semana pasada.

Para Francia, Alemania y Reino Unido eso “vacía de contenido” el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa iraní (JCPoA, en sus siglas en inglés) que en realidad quedó más que tocado desde que en mayo de 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, se retiró.

Los inspectores del OIEA han verificado en los últimos días la introducción de nuevo material fisible para la producción de uranio enriquecido y, en paralelo, Irán les ha informado de que en las próximas tres a cuatro semanas instalará cientos de otras centrifugadoras en la planta subterránea de Fordó.

Irán está enriqueciendo y acumulando cantidades significativas de uranio con una pureza del 60 %, cercano ya al nivel necesario del 90 % para fabricar armas atómicas. EFE

jlr/ah

Guardar

Nuevo