Las autoridades rusas confirman el estallido de un motín en una prisión de la región de Rostov

Guardar

Nuevo

El Servicio Federal de Penitenciarías de Rusia ha confirmado el estallido de un motín en una prisión de la región de Rostov, donde al menos dos de sus empleados han sido secuestrados. El incidente está ocurriendo en el Centro de Detención Preventiva Nº1 en la ciudad de Rostov del Don, la capital regional. "En el lugar del incidente se encuentra el jefe del Servicio Penitenciario Federal de Rusia para la región de Rostov, así como representantes de las fuerzas del orden y la de Fiscalía. Se están llevando a cabo negociaciones para liberar a los rehenes", de acuerdo con el comunicado publicado en la página web del Servicio Penitenciario. "La institución funciona con normalidad, la situación está controlada", añade el comunicado. Según fuentes de seguridad a la agencia TASS, los secuestradores podrían tratarse de individuos condenados por terrorismo y posiblemente vinculados a células afines a la organización yihadista Estado Islámico. Los rehenes, de acuerdo con estas fuentes, son un responsable de operaciones y un supervisor, retenidos en el patio del centro por sus captores, que están armados con una navaja de bolsillo, una porra de goma y un hacha contra incendios. Las autoridades sospechan que este secuestro fue planeado desde hace varios meses y contó con ayuda desde el exterior de la cárcel.

Guardar

Nuevo