El CAC-40 cae un 2,66% en su peor semana desde invasión rusa de Ucrania por incertidumbre

Guardar

Nuevo

París, 14 jun (EFE).- El índice general de la Bolsa de París, el CAC-40, sufrió este viernes una fuerte caída del 2,66 %, de nuevo atenazada por la incertidumbre política de cara a las elecciones legislativas en Francia, y concluyó así la peor semana desde marzo de 2022 y la invasión rusa de Ucrania.

Ante el temor de que al frente del próximo Gobierno que salga de los comicios del 30 de junio y del 7 de julio esté la extrema derecha o, eventualmente, la nueva coalición de izquierda del Frente Popular, las órdenes de venta dominaron de forma abrumadora un día más en el parqué.

El indicador había comenzado la jornada con un descenso moderado, pero ya por debajo de los 7.700 puntos y la situación fue empeorando conforme avanzaba el día.

Por la tarde llegó a perder más de un 3 % y se situó en un mínimo de 7.464,84 puntos, aunque durante el tramo final de la sesión el descenso se moderó para cerrar finalmente en 7.503,27 puntos.

Eso significa que en una semana el mercado francés ha perdido un 6,48 % y en el último mes la caída acumulada es del 9,03 %. De esa forma, el saldo desde comienzos de año ha pasado a ser ligeramente negativo (-0,03 %).

La fiebre que se vivió en el parqué quedó reflejada también en el altísimo nivel de actividad, ya que se negociaron títulos por valor de 6.687 millones de euros, cuando ya es poco habitual que se supere el listón de los 5.000 millones.

En el frente de los valores, todos los del CAC-40 cotizaron a la baja con la excepción de la compañía de programas informáticos para las empresas Dassault Systèmes, que avanzó un insignificante 0,03 %, pero que contrasta con la evolución de las que más retrocedieron.

El mayor hundimiento del día lo tuvo el grupo de electrónica para equipos aeronáuticos, ferroviarios y de defensa Thales, que se hundió un 6,70 %.

A continuación vinieron la aseguradora AXA (-4,91 %), la sociedad de servicios para el cliente Teleperformance (-4,68 %), el grupo de gestión de residuos y agua Veolia (-4,64 %) y el fabricante automovilístico Stellantis (-4,39 %).

Si se abre un poco más la perspectiva temporal y se examina lo ocurrido desde que el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció el domingo la convocatoria de elecciones legislativas anticipadas, los sectores globalmente más castigados esta semana han sido el financiero y las empresas de concesiones.

Los tres grandes bancos franceses estuvieron entre las ocho mayores caídas del índice selectivo en esos cinco días: Sóciété Générale un 14,87 %, BNP Paribas un 11,99 % y Crédit Agricole un 10,96 %.

Uno de los focos de atención esta semana ha sido para los inversores el mercado de deuda, ya que los tipos de interés para los títulos emitidos por Francia han subido a un ritmo que no se veía desde hacía años.

La prima de riesgo francesa (el diferencial entre los tipos de los bonos alemanes a diez años, que sirven de referencia, y los franceses) ha subido a su nivel máximo en los últimos 17 años, algo que el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, achaca al riesgo que perciben los inversores para el caso -más que plausible- de que la extrema derecha llegue al Gobierno. EFE

ac/fpa

Guardar

Nuevo