El presidente de la Cámara de Representantes visitará este miércoles la Universidad de Columbia

Guardar

Nuevo

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mike Johnson, visitará este miércoles la Universidad de Columbia, epicentro de las protestas propalestinas en Estados Unidos, para mostrar su apoyo a los estudiantes judíos. Johnson pronunciará un discurso y realizará una conferencia de prensa "sobre el preocupante aumento del virulento antisemitismo en los campus universitarios", después de días de tensas manifestaciones tras las que la Universidad de Colombia anunció que pasará a realizar clases híbridas hasta el final del semestre de primavera. El líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, ha condenado este martes "la retórica antisemita y la intimidación desplegadas por algunos estudiantes y manifestantes externos en los campus universitarios de la ciudad de Nueva York" y otras ciudades. Así, ha considerado que "son completamente inaceptables y profundamente inquietantes". "Todo estadounidense tiene el derecho constitucional a la libertad de expresión y de reunión pacífica en la vía pública. Sin embargo, nunca toleraremos ataques intencionados a judíos o a cualquier comunidad por motivos de raza, religión o etnia, actos de acoso y el uso de la violencia física", ha manifestado. Asimismo, ha indicado que el esfuerzo por derrotar el antisemitismo y el odio "no es una cuestión demócrata o republicana", sino "estadounidense" y que "debería" unir "a todos". "Continuaremos haciendo todo lo posible para proteger a la comunidad judía durante este momento tan tenso, luchar contra el cáncer del antisemitismo y redoblar nuestros esfuerzos para unir a las comunidades", ha agregado. MÁS DE UN CENTENAR DE DETENIDOS EN LA UNIVERSIDAD DE NUEVA YORK El Departamento de la Policía de Nueva York ha informado esta noche de que ha detenido a 120 personas en las manifestaciones en la universidad de la ciudad, reduciendo así el número oficial de arrestados, que anteriormente se había cifrado en 150. Del total de detenidos, 116 han recibido citaciones en relación con allanamiento de morada y cuatro personas han recibido multas por resistirse al arresto y obstruir la administración gubernamental. Las autoridades locales han aseverado que los asistentes a la marcha "optaron por la violencia" y desoyeron repetidamente los llamamientos de los agentes para disolver la protesta. "El profesionalismo y la compostura que mostraron nuestros agentes al despejar la plaza, a pesar de los peligrosos actos de agresión, son dignos de elogio", ha indicado el subcomisionado de la Policía de Nueva York, Kaz Daughtry, agregando que los manifestantes lanzaron botellas y sillas contra los agentes. Un portavoz de la Universidad de Nueva York, John Beckman, ha explicado en un comunicado que las protestas --en las que también participaron personas que no eran universitarios-- se llevaron a cabo "sin previo aviso" y "sin la autorización pertinente". "Fuimos testigos de un comportamiento turbulento, perturbador y provocador que interfirió con la seguridad de nuestra comunidad, y que ha demostrado cuán rápido una manifestación puede salirse fuera de control", ha agregado. Por su parte, el alcalde de Nueva York, el demócrata Eric Adams, ha indicado este martes en rueda de prensa que, al igual que ocurrió con el movimiento 'Black Lives Matters', hay personas que utilizan estas manifestaciones para desatar el caos. "Personas que protestan pacíficamente por un tema no tiran botellas o sillas", ha señalado, agregando que hay esfuerzos persistentes de organización "orquestados" y que los manifestantes "deben cumplir con las regulaciones" de protesta en entornos públicos. Otras nueve personas han sido detenidas este martes por la mañana en el campus de Twin Cities de la Universidad de Minnesota, ubicada en Minneapolis, poco después de que los manifestantes intentasen acampar en los alrededores del auditorio Northrop. Numerosas protestas también se han llevado a cabo desde el lunes en los campus de la Universidad de California, en Berkeley, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Cambridge, en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, y en la Universidad de Michigan, que ha aumentado la seguridad "para minimizar las interrupciones" y "mantener un entorno propicio para el aprendizaje". Varios republicanos de la Cámara de Representantes estadounidense han pedido la dimisión de la presidenta de la Universidad de Columbia, Minouche Shafik, por incumplir su responsabilidad para garantizar un ambiente seguro de aprendizaje.