El CICR advierte de una emergencia humanitaria en México y América Central por la violencia armada

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha advertido este martes durante la presentación de sus Balances Humanitarios 2024 sobre una emergencia humanitaria en México y los países de América Central como consecuencia de la violencia armada, que tiene impacto en la población local a través de la migración, las desapariciones, personas fallecidas no identificadas y el desplazamiento forzado. Es por ello por lo que ha instado a los países de la región a "redoblar y coordinar" sus esfuerzos tanto para proteger a los afectados como para crear estrategias de prevención y respuestas coordinadas que atiendan sus necesidades. "Acercarse a la dolorosa realidad que viven las víctimas, reconocer y visibilizar sus necesidades y redoblar esfuerzos para aliviar su sufrimiento es un imperativo humanitario que no puede esperar, y una obligación de los Estados, de la comunidad internacional y de la sociedad", ha indicado el jefe de la delegación del CICR para México y América Central Olivier Dubois. Según datos presentados por el CICR, casi 3.000 personas fueron víctimas de homicidio en Guatemala, mientras que Honduras y México registraron un promedio de 8,3 y de 81 homicidios diarios en 2023, respectivamente. También ha enfatizado la necesidad de fortalecer los mecanismos de cooperación en materia fronteriza a través de acuerdos bilaterales, mecanismos de intercambio de información, homologación de prácticas y otros tipos de iniciativas que resulten en cambios en las administraciones públicas. "Es vital proteger los avances alcanzados sobre las respuestas para atender y proteger a las personas afectadas por la violencia", ha aseverado Dubois. Respecto al impacto de la violencia, el CICR ha asegurado que hay "víctimas que enfrentan en silencio" sus consecuencias y que corren el riesgo de "pasar inadvertidos", como son los casos de jóvenes que desaparecen en trayectos migratorios "casi sin dejar huella", las madres que los buscan, adolescentes que sobreviven a ataques sexuales y que no buscan ayuda o familias que deben abandonar sus hogares para salvar sus vidas. En ese sentido, el CICR ha asegurado que el aumento del número de personas que abandonan sus países está creando una "emergencia humanitaria en aumento", pues los migrantes se enfrentan en muchos casos a ser víctimas de delitos, un peligro que incrementa conforme avanzan en su trayecto. Más de medio millón de personas cruzaron en 2023 la selva del Darién, entre Panamá y Colombia, y el número de migrantes que cruzaron a Honduras de manera irregular se triplicó, según datos oficiales presentados por la organización. En México, el tránsito de migrantes en situación irregular llegó a aumentar un 77 por ciento, y se convirtió en uno de los cinco países con más solicitudes de reconocimiento de asilo con más de 140.000 solicitudes. "La acción humanitaria neutral, imparcial e independiente, sigue siendo una respuesta clave para aliviar el sufrimiento de las personas y mitigar las consecuencias de la violencia", ha concluido el CICR.