Congresistas reafirman el “compromiso bipartidista” de EE.UU. con la seguridad de Taiwán

Compartir
Compartir articulo

Taipéi, 23 abr (EFE).- Una delegación de congresistas estadounidenses reafirmó este martes el “compromiso bipartidista” de Estados Unidos con la seguridad de Taiwán, unas declaraciones que se produjeron en la víspera del viaje del secretario de Estado, Antony Blinken, a China.

“Al apoyar a Taiwán, enviamos un mensaje claro a Pekín y al mundo. Estados Unidos no flaqueará en su compromiso de defender la libertad y los principios de la democracia”, afirmó la congresista republicana Lisa McClain en una rueda de prensa desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán.

McClain, quien aterrizó esta mañana en Taipéi junto con el congresista demócrata Dan Kildee y el republicano Mark Alford para una visita de tres días a la isla, aseguró que la asociación entre Taiwán y Estados Unidos es “estratégica e imperativa”, englobando desde el comercio y la inversión a la “cooperación en materia de seguridad”.

“Las acciones hablan más alto que las palabras. Cuando Taiwán tenga la necesidad de defenderse de cualquier agresión, Estados Unidos estará allí”, aseveró Kildee, en referencia al paquete de 2.000 millones de dólares (unos 1.872 millones de euros) en financiamiento militar extranjero para Taiwán y otros aliados clave aprobado por la Cámara de Representantes el sábado pasado.

“Que nadie dude de nuestro apoyo a la República de China (Taiwán). Debemos a estar dispuestos a permanecer unidos contra las fuerzas de agresión”, subrayó, por su parte, Alford, quien también reconoció que los envíos de equipamiento militar de Estados Unidos a Taiwán deben hacerse con “mayor regularidad”.

Respecto al viaje de Blinken a China, McClain confía en que el secretario de Estado dialogue con los funcionarios chinos “sobre la importancia de la paz” en la región.

“China no es nuestro amigo, ni económica, ni educativa, ni militarmente. Necesitamos asegurarnos de mantenernos firmes como líderes, no sólo para nosotros, sino también para el mundo libre y la democracia”, señaló la legisladora republicana.

La comitiva estadounidense también se reunió esta mañana con el presidente electo y actual vicepresidente de la isla, William Lai (Lai Ching-te), quien reiteró el agradecimiento del Gobierno taiwanés al Congreso de EE.UU. por tomar “medidas legislativas concretas” en favor de la isla.

“Frente a la expansión del autoritarismo, nos enfrentamos a graves desafíos en todos los aspectos. Sin embargo, el pueblo de Taiwán tiene la firme determinación de salvaguardar la democracia y defender su patria”, aseveró Lai, recordando que el porcentaje del gasto militar de la isla ascenderá hasta un 2,5 % de su PIB en 2024.

“Espero que, con el apoyo firme de sus colegas del Congreso, Taiwán y Estados Unidos puedan continuar trabajando juntos para defender la democracia y la libertad y mantener la paz y la estabilidad regionales”, agregó el mandatario electo.

La isla ha recibido la visita de numerosos políticos y exfuncionarios de EE.UU. en los últimos meses, entre ellos los congresistas Ami Bera y Mario Díaz-Balart -líderes del caucus de Taiwán en la Cámara Baja de su país-, el exasesor de Seguridad Nacional Stephen Hadley (2005-2009) y el exsubsecretario de Estado James Steinberg (2009-2011).

En las últimas semanas, y en víspera de la toma de posesión de Lai como presidente, Taiwán también ha recibido la visita de parlamentarios de Israel, Nueva Zelanda, Paraguay y Australia.

Taiwán -donde se retiró el ejército nacionalista chino tras la derrota a manos de las tropas comunistas en la guerra civil- se ha gobernado de manera autónoma desde 1949, aunque China reclama la soberanía sobre la isla, a la que considera una provincia rebelde para cuya "reunificación" no ha descartado el uso de la fuerza. EFE

jacb/jco/rf