El Gobierno de Ecuador pide esperar "pacientemente" al recuento de votos de la consulta popular sobre seguridad

Guardar

Nuevo

infobae

El secretario de Comunicación de la Presidencia de Ecuador, Roberto Izurieta, tras el cierre de urnas, ha mostrado cautela en cuanto al recuento de votos de la consulta popular que se ha celebrado este domingo en el país, vertebrado en torno a la seguridad en el país. "Vamos a esperar con paciencia los resultados. Los votos se están contando, debemos respaldar, apoyar y esperar con paciencia a los ciudadanos que están en las mesas contando los votos para conocer la voluntad del pueblo", ha afirmado en una declaración de prensa en la que no ha hecho referencia a las estimaciones a pie de urna que pronostican un triunfo para nueve de las once preguntas. Además, ha subrayado que "se ha terminado una jornada electoral en un proceso de votación sin mayores novedades", siendo "un día para celebrar la participación y la decisión del pueblo ecuatoriano". "Es un día para celebrar, es un día cívico, y es un día de las máximas expresiones de la democracia", recoge el portal de noticias Primicias. Izurieta ha indicado que el presidente del país, Daniel Noboa, está en el Palacio de Carondelet acompañado de parte de su gabinete y sus seres queridos a la espera de los primeros resultados de las votaciones. Los centros electorales han cerrado a las 17.00 horas (hora local, 00.00 hora peninsular española), registrando un 72 por ciento de participación ciudadana. La consulta consta de un total de once preguntas, cinco de ellas en forma de referéndum, una figura reservada para reformas que afectan directamente a la Constitución. Los ciudadanos han acudido a las urnas para responder si están de acuerdo en dotar de mayor poder a las Fuerzas Armadas, una institución a la que Noboa ha recurrido tras declarar oficialmente que Ecuador vive un conflicto armado interno como resultado de la actividad de las bandas criminales. El mandatario ha sido objeto de críticas internacionales tras la incursión de la Policía de Ecuador en la Embajada de México para detener al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, que estaba bajo asilo político y bajo orden de busca y captura por un caso de corrupción. Las relaciones entre ambos países están completamente suspendidas desde el incidente, ocurrido la noche del viernes 5 de abril.