Víctor Iglesias y Francesca Civita se dan el 'Sí, quiero' en Sevilla

Guardar

Nuevo

infobae

Se conocieron en Brasil, pero su romance comenzó en una fiesta de amigos comunes en Londres. Desde entonces, su amor ha ido creciendo y ha culminado este fin de semana con una gran boda multitudinaria en Sevilla. Víctor Iglesias y Francesca Civita se dieron el 'Sí, quiero' este sábado bajo la atenta mirada de todos los invitados. ¿Quiénes son? Francesca Civita, más conocida como Cesca, es creadora de contenido e influencer de moda y estilo de vida. Con 27 años y más de 90 mil seguidores en sus redes sociales, estudió Marketing y Gestión de Eventos durante cuatro años en la Regent's University en Londres, y viaja por el mundo descubriendo tendencias. Su perspectiva sofisticada y perspicaz ha contribuido al desarrollo de colaboraciones con marcas de trajes de baño y accesorios, como Amir Slama, Aparaitinga y Leal Joias, además de otras como Hood Mood, La Sirène, Satú y Oxto Tennis. Por otra parte, Víctor nació en Sao Paulo, en Brasil, y creció en las cocinas de los restaurantes de la familia, influenciado por el fundador de los mismos, el gallego Belarmino Fernández Iglesias, su abuelo, que emigró al país en el año 51. Su padre, dedicado también al negocio, le enseñó, asimismo, a llevarlo desde muy joven, empezando su etapa con la inauguración de Rubaiyat Brasilia. Estudió Económicas en Londres y, en la actualidad, se encuentra al frente de Grupo Rubaiyat junto a sus padres, Belarmino y Ana Lucía, y su hermano mayor, Diego. El vestido de Cesca en la fiesta de bienvenida estaba diseñado por Stéphane Rolland, favorito de celebridades como Zendaya. El traje de novia que lució en su gran día es de alta Costura, firmado por Vivienne Westwood, e inspirado en la última pasarela 'haute couture' y en el clásico e histórico corsé de la marca. Ha sido el primer vestido de la casa de estas características que luzca una brasileña. Víctor, por su parte, vestió un chaqué a medida confeccionado por Sastrería Serna. Cesca aprendió a amar España al visitar el país innumerables veces con Víctor durante los años de noviazgo. Para él, con sus raíces españolas, era importante celebrar la unión en esta país. Juntos, eligieron Sevilla, una ciudad que encapsula la esencia de España: vibrante, culturalmente rica y llena de historia, además de ser una de las ciudades más hermosas del mundo y que une las culturas española y árabe, por parte de la madre de la novia. La boda fue una celebración única, un encuentro de amigos en un destino fuera de lo común. La pareja deseaba que la boda tuviese el espíritu andaluz, marcado por la excelente gastronomía, música envolvente y la rica historia de la región. El momento elegido para la boda también fue una oportunidad para participar en la famosa Feria de Sevilla. La boda contó con 650 invitados procedentes de diversas partes del mundo, como Brasil, España e Inglaterra, con 25 parejas de padrinos. Cada uno se eligió con cariño y atención, ya que todos enen un significado especial para ellos. Entre los nombres propios que acudieron al enlace está el politólogo y excandidato presidencial brasileño Felipe d'Avila, la directora del Instituto Peninsula de Brasil Ana María Diniz, una de las mayores referentes de América Latina en estrategia de negocios, la modelo y artista Marina Rios o la actriz Theresa Fonseca entre otros.