La votación para la membresía de Palestina en la ONU podría retrasarse al viernes

Compartir
Compartir articulo

Javier Otazu

Naciones Unidas, 18 abr (EFE).- La votación del Consejo de Seguridad de la ONU para la membresía plena de Palestina en la ONU (y no como mero observador), que estaba prevista para hoy, podría retrasarse al viernes, según varias fuentes diplomáticas.

Negociaciones de última hora entre los países miembros, promovidas sobre todo por Estados Unidos, postergaron la votación primero de la mañana a la tarde del jueves, y ahora posiblemente al viernes, pese a que hoy es el día en que se han dado cita numerosos ministros de Exteriores en la ONU en previsión de esta votación clave.

Ya ayer habían llegado a la ONU o confirmado su presencia los jefes de la diplomacia de Irán, de Jordania, de Argelia, de Malta (presidente de turno del Consejo) y de España, y se espera que otros ministros, principalmente árabes, se personen hoy en el debate y tomen la palabra.

El Consejo tiene delante una resolución muy breve, presentada por Argelia en nombre del Grupo Árabe en la ONU, en la que recomienda a la Asamblea General que admita al estado palestino y dé así cumplimiento a una demanda que Palestina presentó por primera vez en 2011, entonces sin éxito.

Para que la resolución sea aprobada, se necesita que sume nueve votos favorables de los miembros del Consejo (de un total de quince) y que no haya ningún veto de los cinco permanentes (EE.UU., Rusia, China, Francia y Reino Unido).

Los palestinos han calculado bien el momento de presentarla, pues pocas veces existe una composición del Consejo -donde diez de los puestos son rotatorios- tan favorable a su causa.

Así, los países que representan a Europa -un continente muy dividido sobre la cuestión- son en esta ocasión claramente favorables a la reivindicación palestina, como es el caso de Malta y Eslovenia, países que ya reconocen por su cuenta el Estado palestino, mientras que Suiza, fiel a su tradición neutral, posiblemente se abstenga, pero no votará en contra.

Los tres países africanos, nacidos todos de procesos de descolonización, votarán ciertamente a favor de los palestinos; entre los latinoamericanos y caribeños Guyana ha demostrado en sus últimas intervenciones una postura claramente propalestina, mientras que Ecuador parece estar deshojando la margarita y no es inmune a las presiones de Washington.

Es en la 'parte asiática' del Consejo donde Japón y Corea, dos firmes aliados de Estados Unidos, pueden ponerse de su lado y oponerse a la membresía palestina, pero ni siquiera en este caso EE.UU. sumaría los seis votos necesarios para bloquear el proceso.

Estados Unidos no ha querido declarar abiertamente que vetará la resolución, pues trata de arañar hasta la última hora esos preciados seis votos de bloqueo, pero nadie duda de que impondrá el veto si así fuera necesario.

La postura de Washington, coincidente punto por punto con la de Israel, es que la declaración de un Estado palestino no puede hacerse de forma unilateral sino que debe ser fruto de negociaciones entre las dos partes.

Eso no le ha impedido proclamar de manera retórica que el conflicto en Oriente Medio solo se resolverá con 'la solución de los dos Estados, sin llevar ese principio a la práctica. EFE

fjo/jac