2-1. De Rossi se mantiene imparable

Guardar

Nuevo

infobae

Roma, 18 abr (EFE).- Los goles de Gianluca Mancini y del argentino Paulo Dybala, héroes habituales del Roma, certificaron la clasificación de la 'Loba' de Daniele De Rossi a las semifinales de la Liga Europa de fútbol tras un partido caótico en el que jugó con uno menos durante una hora, pero en el que apenas dio oportunidad a un Milan (2-1; 3-1 global) herido.

La temporada del Milan llegó a su fin en el Olímpico de Roma, tras una actuación impotente de un equipo que no consiguió hacer apenas daño a su rival, que jugó con 10 desde el minuto 30. Todo lo contrario que la del Roma, que vivió un día feliz por partida doble porque, además de la victoria, recibió la noticia de la renovación de De Rossi.

Al Milan, ya con el segundo puesto casi asegurado en Serie A, lo único que le queda es el decisivo duelo del lunes ante el Inter, en el que intentará evitar que sus vecinos se proclamen campeones del 'Scudetto'. Un partido que podría ahondar, más todavía, en la herida abierta de los 'rossoneri', y en concreto en la de Pioli, en la cuerda floja.

La primera parte dio para una película. Unos 45 primeros minutos -más 7 de añadido- rocambolescos en los que pasó de todo. Goles, palos, largueros, expulsiones, revisiones de VAR y lesionados. Algo más era imposible.

Un primer acto de idas y venidas, de montaña rusa, en el que el Roma pasó de tenerlo todo a ser un mar de dudas. Y en la que el Milan pasó de tocar fondo a recuperar una mínima esperanza. Porque con 2-0 en el minuto 22, el duelo y la eliminatoria (3-0 global en ese momento) parecían sentenciadas. Sin embargo, la expulsión de Celik a falta de una hora, la lesión de Lukaku y la sustitución de Dybala para recomponer el equipo mermaron sobremanera a los locales, que empezaron a achicar agua como pudieron.

Pero antes de ponerse a sufrir, el Roma y De Rossi volvieron a neutralizar al Milan. Primero con una expedición habitual de Mancini, que se quedó descolgado en el área y cazó el rechace del disparo al palo de Pellegrini para abrir el marcador en el que es su mejor momento. Decidió el derbi ante el Lazio, el duelo de ida ante el Milan y empezó decantando la vuelta para allanar el pase a semis.

No se amilanó el Milan, que consiguió responder con un disparo al larguero, salvador del Roma. Parecía que podía despertar el Milan, pero llegó la que también parecía la sentencia. Un golazo de Dybala, que aprovechó el mal despeje de Gabbia, ya superado por Lukaku en la carga, para poner un zurdazo imposible para Maignan. La 'Loba' estaba en semifinales.

Fue en ese momento, con todo el ánimo del Olímpico y con la adrenalina por las nuebes, cuando comenzaron las malas noticias para los romanistas y la luz para los milanistas. Lukaku estaba lesionado, sustituido por Abraham. Y Celik cazó a Leao para evitar una contra, en una entrada de roja directa clara que abrió la eliminatoria.

Empezó el Milan a carburar. Theo, un puñal. El Roma achicaba. Y sin Lukaku arriba se le complicó a los de De Rossi el ganar metros con balones largos. Un remate de Loftus-Cheek rozó el gol 'rossonero', pero topó con la espalda de Spinazzola bajo palos.

Pioli metió a Jovic. De Rossi quitó a Dybala para dar entrada a Llorente. Y en ésas, con el Milan empezando a dominar y el Roma a hundirse por completo, llegó un nuevo chute de energía para los locales y otro golpe para los visitantes. El VAR llamó al colegiado para revisar un posible penalti por mano de Mancini, pero acabó pitando mano de Giroud, desatando las risas del Olímpico, que volvió a empujar.

La segunda parte comenzó con el guión previsto. Pioli metió toda la carne en el asador y asedió el área del Roma, obligado a defenderse. Algo que no evitó que los de De Rossi tuvieran, entre todos los disparos del Milan, dos ocasiones clarísimas en botas de Spinzazzola, a la contra, y de Abraham, que definió alto.

Leao, Giroud, Jovic, Okafor, Theo Hernández y Chukwueze estaban en el campo. No tenía nada más para meter Pioli, de nuevo en la cuerda floja. Y ni con esas pudo hacer daño de verdad el Milan. Daba la sensación de que durase lo que durase el partido, no tenía opciones de, ni siquiera, meter miedo.

Sólo en el minuto 86, con todo ya decidido, emergió la figura de Gabbia para maquillar el resultado con un testarazo que superó a Svilar. El Roma está en semifinales. Y el Milan se la juega el lunes.

-- Ficha técnica:

2 - Roma: Svilar; Celik, Mancini, Smalling, Spinazzola; Paredes, Pellegrini (Angeliño, m.82), Bove (Renato Sanches, m.82), El Shaarawy, Dybala (Llorente, m.42) y Lukaku (Abraham, m.29).

1 - Milan: Maignan; Calabria (Reijnders, m.46), Gabia, Tomori, Theo Hernández; Musah (Florenzi, m.69), Bennacer (Jovic, m.40); Pulisic (Okafor, m.69), Loftus-Cheek (Chukwueze, m.46), Leao; Giroud.

Goles: 1-0, m.12: Mancini; 2-0, m.22: Dybala; 2-1, m.86: Gabbia.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Mostró tarjeta amarilla Gabbia (m.47), Adli (m.52), Jovic (m.78), Calabria (m.86), Tomori (m.89), Theo (m.92) por parte del Milan. Expulsó con roja directa a Celik (m.32), del Roma.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vuelta de semifinales de la Liga Europa de fútbol, disputado en el Estadio Olímpico de Roma.