Arturo Vidal o 'el rey' que se ha bajado del trono, pero se niega a abdicar

Guardar

Nuevo

infobae

Santiago de Chile, 17 abr (EFE).- El pasado 17 de febrero, hace dos meses exactos, Arturo Vidal jugó su primer partido de la liga chilena con Colo Colo tras 17 años en el extranjero.

Los albos ganaron, el volante jugó 90 minutos y el panorama era prometedor, pero el camino se torció tras una racha de tres derrotas y un rendimiento inconsistente.

Hoy, al ‘King’ chileno lo han convertido en 'el Rey de los memes'.

El escrutinio sobre el mediocampista de 36 años ha sido constante desde que concretó su regreso a Chile, pero terminó convirtiéndose en el foco de la crisis de el Cacique.

Hasta algunos exjugadores cuestionan su juego.

“Hay una promoción. Si te enfrentas al Colo Colo con Vidal en cancha te llevas tres puntos”, dice uno de los memes publicados en Instagram.

A las provocaciones, Vidal ha respondido en Instagram con la canción ‘Cero importancia’ de Miky Woodz.

“Nadie va a hacer que no cumpla una ambición / Tampoco acepto críticas constructivas / De alguien que no ha logrado nada cabrón / Que los míos estén bien, esa es mi misión”, dice parte de la canción.

En la presente temporada, Vidal solo jugó en nueve de los quince partidos del equipo en Supercopa, Liga y Copa Libertadores.

El entrenador argentino Jorge Almirón lo ha alineado más en la Libertadores, cinco de seis partidos hasta la fecha, y en la Liga chilena ha sido visto en tres en las ocho jornadas.

Los números no ayudan

La regularidad de juego de Vidal comenzó a decaer entre 2021 y 2022, su última temporada en el Inter italiano en la que solo jugó 3 partidos de los 35 del equipo. Al rescindir su contrato, puso fin 15 años en carrera en Europa con equipos como Bayer Leverkusen y Bayern Múnich, Juventus y Barcelona.

En su primer semestre en Brasil con Flamengo mantuvo cierta consistencia, pero en 2023 la curva cayó. Terminó sin minutos y acordó marcharse al Athletico Paranaense. Nueve partidos duró su aventura. Una lesión en la rodilla derecha la selección anticipó el adiós a Curitiba.

En los últimos nueve meses, entre Athletico Paranaense y Colo Colo, Vidal acumuló apenas 1.280 minutos de juego en 18 partidos por liga y torneos internacionales.

Desde su llegada, la mayor alegría para el Cacique ha sido clasificar a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Pero en la Liga local las cosas no han salido bien, pues la plantilla ocupa el décimo puesto, a 10 puntos del líder Universidad de Chile.

Vidal solo ha jugado 90 minutos en 4 partidos de los 15 jugados por el Cacique, mientras que en otros 6 no fue convocado. No ha jugado más de 2 partidos seguidos hasta la fecha pues, según argumentan desde su entorno, necesita tiempo para recuperarse.

De hecho, a finales de marzo estuvo 15 días dedicado a recobrar el tono físico y es la razón por la que el seleccionador Ricardo Gareca no le convocó para los amistosos contra Albania y Francia.

Aunque no ha tenido inconvenientes con su rodilla derecha, Vidal sufre con problemas musculares en la pierna izquierda y con la falta de ritmo de juego.

Y aunque hoy no tiene el peso, la velocidad ni el protagonismo que lo hicieron figura, los hinchas y hasta los rivales esperan el humo blanco que anuncie el regreso del líder.

El margen de espera y tolerancia parece corto.

El próximo examen será este sábado frente a Universidad Católica por la Liga chilena. Y el martes contra Alianza Lima en Santiago por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

María José Rey