China enfatiza que Hong Kong debe "aferrarse" a seguridad nacional para desarrollarse

Guardar

Nuevo

Hong Kong, 15 abr (EFE).- El director de la Oficina de Hong Kong y Macao del Partido Comunista de China, Xia Baolong, afirmó este lunes que la ciudad debe "aferrarse firmemente" a los objetivos de seguridad nacional para "garantizar su prosperidad".

En un discurso pronunciado con motivo del "Día de la Educación para la Seguridad Nacional", Baolong expuso su visión de la región, que según él, "ha dejado atrás su época de luchas políticas para abrazar un periodo de estabilidad y oportunidades económicas.

"Hong Kong está ahora situada como centro mundial para hacer realidad sus aspiraciones y generar riqueza", aseguró.

Por otra parte, el político rechazó rotundamente cualquier argumento sobre el declive de la economía de la ciudad, afirmando que "su bonanza no puede verse socavada por unos pocos rumores", y tachó a sus detractores de "meros pesimistas".

En su discurso, defendió que la ciudad se inscribe en el concepto más amplio de la seguridad nacional china, especialmente tras la promulgación de la controvertida Ley de Seguridad Nacional.

Hong Kong aprobó el pasado mes de marzo una nueva normativa de seguridad nacional, denominada Artículo 23, que introduce o actualiza disposiciones para prohibir la traición, el sabotaje, la sedición, el robo de secretos de Estado y el espionaje, y establece penas que pueden acarrear la cadena perpetua.

El nuevo texto es independiente de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín, aprobada en junio de 2020 tras meses de protestas en favor de la democracia, en la que se tipifican como delitos la secesión, la subversión, la connivencia con el extranjero y el terrorismo.

"Completar la legislación con el Artículo 23 es cómo inocular a la ciudad una vacuna eficaz contra las amenazas a la seguridad nacional, que siguen presentes y se propagan como un virus, por lo que los esfuerzos continuos de protección son esenciales", recalcó por su parte el jefe del Ejecutivo hongkonés, John Lee, quien insistió en que "las fuerzas hostiles siguen vigilando la ciudad".

La reforma ha generado un intenso debate y ha sido objeto de feroces críticas por parte de gobiernos democráticos y organizaciones occidentales, que prevén el comienzo de una "nueva era de autoritarismo" que podría socavar el principio de "un país, dos sistemas", fundamental para la autonomía y el estatus especial de la ciudad.

En respuesta a las críticas, las autoridades locales han rechazado lo que consideran "maniobras políticas con comentarios sesgados" por parte de "tergiversadores de los hechos, alarmistas y propagadores del pánico".

El jefe de seguridad, Chris Tang, subrayó hoy que la naturaleza de la legislación es muy precisa y se centra en un pequeño grupo de personas que podrían amenazar la seguridad nacional, más que en el público en general.

"Tras la versión hongkonesa de una revolución de colores en 2019, los ciudadanos han comprendido por fin la importancia de una legislación de seguridad nacional para mantener la prosperidad", recalcó. EFE

msc/jco/jac