Blinken asegura que el Kremlin "niega" a los ciudadanos rusos un proceso democrático "transparente"

Compartir
Compartir articulo
infobae

El secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha asegurado este martes que el Kremlin ha negado a los ciudadanos rusos un proceso democrático "transparente y con significado" tras las últimas elecciones presidenciales celebradas en el país, que se saldaron con una abrumadora victoria a favor del presidente de Rusia, Vladimir Putin, logrando su sexto mandato. "Las elecciones presidenciales de Rusia han ocurrido en un entorno de intensa represión de las voces independientes y del encarcelamiento, la muerte o el exilio de prácticamente toda la oposición política. El Kremlin ha marginado sistemáticamente a los grupos que defienden el respeto de procesos democráticos y del Estado de derecho, incluyendo a los observadores electorales", ha destacado en un comunicado. Además, ha asegurado que las autoridades rusas han impedido registrar su candidatura a aquellos en contra de la guerra de Ucrania, alegando motivos técnicos, y se ha quejado de que no hayan invitado a observar las elecciones ni a la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), ni a otro tipo de organización internacional "creíble". "Estas medidas ilustran hasta qué punto el Kremlin ha negado a sus ciudadanos un proceso democrático transparente y significativo. En este contexto, estas elecciones sólo pueden calificarse de antidemocráticas", ha añadido el secretario de Estado estadounidense. Blinken también ha acusado a Putin de privar a los ciudadanos rusos de acceso a información y de intentar proyectar la "ilusión" de que una gran mayoría apoya la "brutal guerra" contra Ucrania a través de la eliminación de los espacios para el discurso cívico y la intensificación de su "campaña de intimidación, violencia y censura" en los medios de comunicación y en la sociedad civil. Los resultados oficiales de la Comisión Electoral Central dan a Putin cerca de 76,3 millones de votos, lo que supone un 87,28 por ciento de las papeletas. Por detrás figuran el candidato del Partido Comunista, Nikolai Jaritonov, con un 4,31 por ciento de los votos; Vladislav Davankov, del partido Nuevo Pueblo, con un 3,85 por ciento de los respaldos; y el líder del Partido Liberal-Demócrata de Rusia, Leonid Slutski, con un 3,2 por ciento de los apoyos.