La amiga de Isabel Pantoja vuelve al trabajo tras salir a la luz su amistad con la tonadillera

Compartir
Compartir articulo
infobae

Hace solo unos días, Mariló de la Rubia era una absoluta desconocida para la mayoría de nosotros, pero sus imágenes en portada de la revista 'Lecturas' junto a Isabel Pantoja disfrutando de un paseo por Córdoba cogidas del brazo la han convertido en uno de los personajes más buscados del momento. "La nueva mejor amiga" de la tonadillera; así la definían en la publicación, aunque no tardábamos en conocer la identidad de esta mujer rubia y su vínculo con la viuda de Paquirri. Y es que son amigas desde hace más de 20 años, y Mariló, gerente de una clínica oftalmológica en Córdoba, sería quien habría ayudado a Isabel con los serios problemas oculares que sufrió a principios de 2023, y quien desde entonces llevaría toda su agenda médica. Además, se apuntaba a que además de retomar su carrera musical por todo lo alto con una gira aniversario por sus 50 años sobre los escenarios -tiene más de 20 fechas cerradas para los próximos meses- la cantante de 'Enamórate' también habría comenzado una nueva vida recuperando su vida social y sus amistades de antaño. Entre ellas esta oftalmóloga, con la que hace diferentes planes con absoluta normalidad, dejando claro que su etapa de encierro en Cantora ha llegado a su fin. Tras la publicación de sus imágenes junto a Pantoja, Mariló se tomaba unos días de descanso de la clínica en la que trabaja. No por la cantidad de cámaras a las puertas buscando obtener sus primeras palabras sobre su amistad con la artista, sino porque tenía un viaje programado con el que decidió salir adelante a pesar de lo sobrepasada que estaría por la cantidad de especulaciones que han surgido sobre ella e Isabel. Este lunes, sin embargo, Mariló ha reaparecido y lo ha hecho tranquila, educadísima ante las cámaras y sin aclarar nada sobre su amistad con la viuda de Paquirri. Ocultando su rostro bajo unas gafas de sol, y acompañada por una de su compañeras de trabajo, la cordobesa ha reaccionado con una ligera sonrisa a las preguntas de la prensa, y se ha limitado a saludar con un tímido "hola", a disculparse por su silencio con un "perdón" y a agradecer con un "gracias, de verdad", sin responder a cómo se encuentra, si ha podido hablar con Isabel y si su amistad sigue adelante tras el revuelo que han provocado las imágenes.