El Gobierno de Chad subraya su voluntad de cooperar con las investigaciones sobre la violencia contra opositores

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Gobierno de transición de Chad ha subrayado este domingo su disposición a cooperar con las investigaciones sobre la violencia contra opositores después de que la ONG Human Rights Watch (HRW) alertara de los riesgos de estos "a medida que se acercan las elecciones" con motivo de la "violenta muerte" del antiguo líder rebeldes Yaya Dillo. "Tomamos nota del llamamiento a una investigación independiente solicitada por HRW sobre las circunstancias que rodearon todas las muertes (de los ataque de la semana pasada en la capital, Yamena). Deseamos subrayar nuestra voluntad de cooperar plenamente con cualquier investigación independiente encaminada a establecer la verdad", reza un comunicado. Así, las autoridades han indicado que "Chad está decidido a arrojar luz sobre los acontecimientos del 28 de febrero que llevaron a los ciudadanos a tomar las armas y amenazar las instituciones de la República". Por ello, han invitado a las partes a participar en esta pesquisa "de manera constructiva" para garantizar la transparencia. Si bien el Gobierno ha expresado "su profunda consternación por los trágicos acontecimientos (ocurridos) el 27 y 28 de febrero", ha afirmado que "es lamentable que algunas organizaciones humanitarias se centren solo en hechos aislados, descuidando conflictos y violaciones comprobadas de Derechos Humanos en otras partes de mundo, como la situación de los palestinos en la Franja de Gaza, que enfrentan uno de los peores genocidios de la historia de la humanidad". En este sentido, ha hecho un llamamiento a las organizaciones internacionales "para que eviten cualquier preocupación selectiva por los acontecimientos y favorezcan un enfoque justo e imparcial en su acción". "Chad pide un enfoque equilibrado e integral para la protección de los Derechos Humanos, rechazando cualquier forma de doble rasero", ha concluido, antes de "recalcar que Chad está plenamente comprometido a garantizar la seguridad y la protección de todos sus ciudadanos". Así, ha indicado que "no se tolerarán ataques contra figuras políticas o instituciones estatales", por lo que ha indicado que tomarán "todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y estabilidad" del país africano. Con todo, el Ejecutivo chadiano ha prometido trabajar con la comunidad internacional y organizaciones para promover y proteger los Derechos Humanos en Chad, a través de un diálogo "abierto y constructivo". La operación en la que murió Dillo fue lanzada contra su vivienda después de que las autoridades confirmaran "muchos muertos" en un ataque perpetrado por personas supuestamente vinculadas al PSF contra la sede de la Agencia Nacional de Seguridad del Estado (ANSE) en Yamena, sin que por ahora haya un balance oficial. El asalto tuvo lugar después de que Yamena denunciara un "intento de asesinato" contra el presidente del Supremo, Annour por parte del encargado de las finanzas del PSF, muerto a manos de las fuerzas de seguridad el 28 de febrero, tal y como denunció el propio exlíder rebelde. Dillo era un antiguo líder rebelde que, en un momento dado, fue aliado del expresidente chadiano Idriss Déby --padre del actual líder de Chad, Mahamat Idriss Déby, primo del propio líder del PSF--. El opositor ya fue objetivo el 28 de febrero de 2021 de un asalto a su vivienda por parte de las fuerzas de seguridad que se saldó con la muerte de cinco de sus familiares, incluida su madre. Los incidentes han tenido lugar después de que la comisión electoral de Chad presentara el martes su 'hoja de ruta' para las elecciones presidenciales --previstas para el 6 de mayo--, en medio de la transición abierta tras la muerte de Déby en 2021 durante operación militar contra los rebeldes del Frente para la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT).