El primer satélite espía de Corea del Sur transmite imágenes de "buena resolución" del centro de Pyongyang

Compartir
Compartir articulo
infobae

El primer satélite espía militar de Corea del Sur ha transmitido con éxito imágenes de "buena resolución" del centro de Pyongyang a su país tras su lanzamiento en diciembre, han asegurado este domingo fuentes militares. El primer satélite espía militar autóctono de Corea del Sur fue puesto en órbita desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, en California, el 2 de diciembre, lo que permitió a Corea del Sur obtener de forma independiente imágenes satelitales del Ejército y el liderazgo de Corea del Norte, ha informado la agencia Yonhap. Según las fuentes, el satélite electroóptico e infrarrojo (EO/IR) ha estado enviando a su país imágenes de satélite de las regiones de Corea del Norte, incluido Pyongyang, en una transmisión de prueba. "A juzgar por los resultados de la edición de fotografías satelitales transmitidas recientemente, la resolución es tan buena como se esperaba", ha celebrado una fuente militar, que ha añadido que "en las fotografías se ve claramente la zona central de Pyongyang y los barcos en un puerto". Las fotografías que se transmiten actualmente necesitan una gran edición, pero se espera que el satélite envíe imágenes de mayor resolución a partir del próximo mes, han explicado también otras fuentes. Las fuentes no especificaron los sujetos exactos fotografiados en las imágenes, citando razones de inteligencia, pero se sabe que el centro de Pyongyang alberga el edificio de la sede del Partido de los Trabajadores de Corea, donde se encuentra la oficina del líder Kim Jong Un. "Dadas las condiciones actuales, se prevé que (el satélite) entre en su misión de reconocimiento completa en junio o julio como estaba previsto", ha señalado una fuente diferente. Una vez que el satélite local entre en su fase de misión completa, se espera que ayude a reducir la fuerte dependencia de Corea del Sur de las imágenes satelitales estadounidenses sobre Corea del Norte, lo que podría impulsar las capacidades de monitoreo independiente de Corea del Norte por parte de Seúl. Para 2025, Corea del Sur planea enviar cuatro satélites más al espacio para vigilar mejor a Corea del Norte, incluido el segundo satélite de radar de apertura sintética, cuyo lanzamiento está previsto para abril desde una base de la fuerza aérea en Florida.