Trump propone el 12 de agosto como fecha para el comienzo del juicio por el caso de los documentos clasificados

Compartir
Compartir articulo
infobae

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha propuesto este jueves empezar su juicio por el caso de los documentos clasificados el 12 de agosto, una petición que choca con sus anteriores declaraciones sobre su deseo de celebrar el juicio después de las elecciones presidenciales, que tendrán lugar el próximo mes de noviembre. Por su parte, la acusación liderada por el fiscal especial Jack Smith ha pedido que el juicio comience el 8 de julio, todo ello antes de la celebración de una vista que tendrá como objetivo fijar esta fecha, que inicialmente estaba prevista para mayo pero que deberá retrasarse por una serie de cuestiones legales pendientes que aún deben ser decididas por el tribunal, según ha informado la cadena de noticias estadounidense NBC News. La fecha propuesta por el equipo legal de Trump haría que este proceso coincidiese con la propuesta de juicio de la fiscal del distrito del condado de Fulton, Fani Willis, por el caso de interferencia electoral en el estado de Georgia. Sus abogados creen que la fecha debería retrasarse aún más y que solo la han presentado "por respeto" a la petición del juez. "Como el principal candidato en las elecciones de 2024, Trump afirma firmemente que un juicio justo no puede llevarse a cabo este año de una manera consistente con la Constitución. Trump busca reivindicar oportunamente importantes derechos a través de estos procedimientos, incluyendo sus mociones para desestimar de conformidad con la Ley de Registros Presidenciales, la inmunidad presidencial, y sobre la base de un enjuiciamiento selectivo y vengativo, para lo cual serán necesarias importantes revelaciones y la determinación de los hechos", reza un comunicado de la defensa. Además, sus abogados creen que, de esperar lo suficiente, el juez podría guiarse por el dictamen del Tribunal Supremo sobre la presunta inmunidad presidencial del exmandatario, que comenzará a escuchar a las partes el 22 de abril, aunque no se conocen más fechas del proceso. Teóricamente, los jueces tienen margen para dictar sentencia antes del receso estival que comienza en junio, aunque sería un periodo más breve del habitual. Si el Supremo da la razón a Trump y certifica que no puede ser juzgado, quedarían archivados las causas pendientes. En caso contrario, se reactivaría el proceso de Washington por el caso de tratar de revertir el resultado electoral e instigar el asalto al Capitolio, aunque existen serias dudas de que pudiese haber juicio y sentencia antes de la cita del 5 de noviembre. Trump siempre ha defendido que goza de inmunidad presidencial frente a cualquier proceso relativo al convulso periodo tras los comicios de 2020.