Puma gana un 13,7% menos en 2023, lastrada por la devaluación del peso argentino

Compartir
Compartir articulo
infobae

Puma registró en el conjunto de 2023 unos beneficios netos de 304,9 millones de euros, lo que implica una caída del 13,7% respecto de las ganancias contabilizadas un año antes, según ha informado la compañía alemana de ropa deportiva. En cuanto a los ingresos, estos se situaron en 8.601,7 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,6% comparado con el ejercicio precedente en cifras absolutas, aunque al descontar el impacto del tipo de cambio las ventas aumentaron un 6,6%. Por áreas geográficas, Puma facturó un 9,8% más en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA), hasta 3.418 millones, mientras que en América las ventas disminuyeron un 8%, hasta 3.390 millones. De su lado, la facturación en Asia Pacífico aumentó un 7,7%, hasta 1.793 millones. Entre octubre y diciembre, el beneficio neto de Puma alcanzó los 0,8 millones de euros, una cifra un 42,3% inferior a la del cuarto trimestre de 2022, mientras que las ventas de la firma germana disminuyeron un 9,8% en cifras absolutas, aunque sólo un 4% al corregir el efecto del tipo de cambio, hasta 1.982,2 millones. "Sin la extraordinaria devaluación del peso argentino, que tuvo un importante impacto contable puntual, nuestros resultados habrían sido aún más sólidos", defendió Arne Freundt, consejero delegado de Puma. De cara a 2024, el ejecutivo indicó que espera una primera mitad del año más suave, con el impacto del tipo de cambio aún ejerciendo presión sobre la rentabilidad en el primer semestre, aunque confía en una mejora trimestral hasta unos resultados operativos (Ebit) en el rango de 620 a 700 millones de euros para todo el año, así como en un crecimiento de las ventas de alrededor del 5% al descontar el tipo de cambio. En este sentido, Puma advirtió de que las perspectivas suponen que la futura devaluación del peso argentino será totalmente compensada por los correspondientes aumentos de precios en el país, por lo que anticipa que su beneficio neto anual cambiará en 2024 en línea con el resultado operativo.