El DRS desde la segunda vuelta y los cambios en la carrera al 'sprint', novedades de 2024

Compartir
Compartir articulo

Redacción deportes, 27 feb (EFE).- La Formula Uno abre una nueva temporada con la incertidumbre de quiénes serán los grandes candidatos al título más allá de los Red Bull, pero con un par de cambios que buscan aumentar el espectáculo, como la novedad de poder usar el DRS desde la segunda vuelta o unos horarios más atractivos para las carreras al 'sprint'.

Aunque no hay ninguna gran sorpresa que cambie por completo la competición, la FIA ha incluido para este 2024 que el DRS, que reduce las resistencia aerodinámica, empiece una vuelta antes de lo habitual, tanto en el inicio de la carrera como tras el coche de seguridad, lo que permitirá que los pilotos que buscan adelantar tengan más alternativas desde la segunda vuelta, no desde la tercera.

Esta decisión puede ayudar a conseguir que la carrera esté, desde el inicio, más igualada, puesto que en los últimos años el neerlandés Max Verstappen, de Red Bull, ha salido desde la 'pole' en la primera vuelta y en al tercera ya acumulaba un par de segundos de distancia sobre el segundo clasificado, incapaz de disminuir esa desventaja.

Es algo que también había ocurrido en temporadas anteriores al británico Lewis Hamilton (Mercedes), cuando dominaba y sometía a sus rivales desde el inicio de los grandes premios y ninguno de sus contrincantes podía hacerle frente, ya que, al tener que protegerse el segundo de los envites de los de atrás, Hamilton aprovechaba para escaparse y tener una plácida carrera.

Asimismo, un nuevo cambio en la reglamentación de la FIA obedece a las unidades de potencia asignadas a cada monoplaza. Debido a la ampliación a 24 grandes premios durante los diez meses de competición, la Federación Internacional del Automovilismo ha aceptado añadir un motor más -de tres a cuatro- y aumentar las unidades de potencia que cada vehículo podrá utilizar sin penalización durante toda la temporada.

En cuanto al número de piezas de motor permitidas por piloto, estas quedan igual que en 2023 y el piloto podrá seguir utilizando los cuatro motores de combustión y otros cuatro turbocompresores, además de dos baterías y dos unidades de control electrónico.

Por otra parte, una de las grandes novedades respecto a la configuración de los fines de semana es la referente a los grandes premios con carreras al 'sprint'.

A diferencia de lo que se hizo el año pasado, en el que las clasificaciones de las carreras al 'sprint' se realizaban los sábados por la mañana horas antes de la carrera y las calificaciones para la carrera del domingo se desarrollaban los viernes, este año los horarios cambian por completo.

A partir de este curso, los entrenamientos libres y la clasificación para la carrera al 'sprint' serán los viernes; por su parte, los sábados por la mañana se realizará la carrera al 'sprint' y, horas después, la sesión de clasificación para la carrera del domingo.

Respecto a otros cambios, la FIA no cuenta con modificaciones muy significativas para los aficionados y tampoco para las escuderías que, eso sí, han tenido que pagar más por inscribir a sus pilotos en este año 2024.

Cada equipo ha tenido que pagar algo más de 600.000 euros, por los 565.000 euros de la temporada pasada, simplemente por inscribir a los pilotos. Además, el equipo habrá abonado 5.660 euros por cada punto que su conductor consiguiera en el pasado mundial, por lo que a equipos como Red Bull o Ferrari, esa suma de puntos les ha obligado a pagar más de 5 millones de euros. EFE

1012165

crn/sab/jpd