Decenas de miles de nigerianos protestan contra el elevado coste de la vida

Compartir
Compartir articulo
infobae

Lagos, 27 feb (EFE).- Decenas de miles de personas salieron este martes a las calles de varias ciudades de Nigeria para protestar contra el elevado coste de la vida y la inflación que asfixia cada vez más a la población de la mayor economía de África.

Blandiendo pancartas con mensajes como "Acabad con el hambre ahora" o "Presidente Tinubu, acabe con el sufrimiento en Nigeria" y repitiendo cánticos, manifestantes marcharon por ejemplo en Ikeja, la capital del estado de Lagos.

También se produjeron protestas en los estados de Pleateau y Ogun, entre otros, así como en la capital del país, Abuya.

"Las cosas no están nada bien. Muchos nigerianos están sufriendo. El precio de todo ha subido, incluso de cosas tan básicas como la comida o los medicamentos", declaró a EFE Funmi Sessi, presidente en Lagos del Congreso Laboral de Nigeria (NLC), una organización que engloba diferentes sindicatos del país.

"Los salarios de los trabajadores se han reducido a nada debido a la creciente tasa de inflación. Hay hambre en el país. El Gobierno debe actuar ahora, deberían tomar medidas para poner fin al sufrimiento", añadió.

Nigeria se ha visto sumergida en una grave crisis económica desde que el presidente del país, Bola Tinubu, retiró el pasado mes de junio los subsidios sobre la gasolina y eliminó los estrictos controles usados hasta entonces sobre el sistema de divisas para establecer un tipo de cambio flotante, que ha depreciado la moneda local, la naira, en más de un 100 %.

Así, la alta tasa de inflación en el país, de alrededor del 30 %, ha elevado los precios del combustible, el transporte y alimentos esenciales como el arroz y el mijo, que ahora son inasequibles para muchos nigerianos.

"La vida ha sido difícil para mí y mi familia. Nada ha sido reformado, todo ha sido deformado. No hay electricidad, no hay agua, no hay comida, no hay nada", lamentó en declaraciones a EFE uno de los manifestantes en Lagos, Odunewu Afolayan.

Esa ciudad fue escenario el pasado viernes de un ejemplo de la grave situación que atraviesa el país, cuando al menos siete personas murieron y otras catorce resultaron heridas en una estampida durante una venta de comida.

Antes del incidente, el Servicio de Aduanas de Nigeria había anunciado la venta de alimentos, principalmente arroz, al público para aliviar el hambre causada por la crisis económica del país.

Miles de nigerianos desesperados irrumpieron en la oficina de aduanas de Lagos para comprar cientos de los sacos de arroz incautados a un precio con descuento, antes de que la multitud perdiera el control y provocara la estampida. EFE