EEUU niega que los hutíes hayan alcanzado con misiles el buque petrolero 'Torm Thor'

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Ejército de Estados Unidos ha afirmado que el último ataque reclamado este fin de semana por los rebeldes yemeníes hutíes contra una embarcación estadounidense no llegó a alcanzar al buque, por lo que no ha llegado a sufrir daños, si bien la insurgencia afirmó haber realizado varios ataques en el marco de las "represalias a la agresión estadounidense-británica" contra Yemen. El ataque tuvo lugar el sábado por la noche (sobre las 11.45 hora local) cuando los hutíes lanzaron un misil balístico antibuque "probablemente dirigido" al buque cisterna de productos químicos y petróleo 'Torm Thor', pero que impactó en el agua, según ha informado el Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM). Horas antes, las fuerzas estadounidenses derribaron dos vehículos aéreos ni tripulados en un ataque unidireccional en el sur del mar Rojo "en defensa propia". Un tercer dron se estrelló debido a un error de vuelo. "Las fuerzas de CENTCOM identificaron los vehículos aéreos no tripulados y determinaron que presentaban una amenaza inminente para los buques mercantes y los buques de la Armada de EEUU en la región", reza un comunicado publicado en su perfil de la red social X, anteriormente conocida como Twitter. Washington ha subrayado de nuevo que "estas acciones se toman para proteger la libertad de navegación y hacer que las aguas internacionales sea más seguras". En la víspera, el portavoz de operaciones militares de los hutíes, Yahya Sari, que informó de los ataques, hizo hincapié en que "afrontarán la escalada estadounidense-británica con operaciones militares de mayor calidad contra todos los objetivos hostiles en el mar Rojo y Arábigo". En los últimos meses, las hostilidades se han intensificado en la región como consecuencia de los ataques israelíes sobre la Franja de Gaza. En solidaridad con los palestinos, los hutíes han advertido de que atacarán cualquier buque operado por empresas israelíes o bien que tengan como destino final sus puertos. En respuesta, Estados Unidos y Reino Unidos han liderado una coalición con vistas a proteger el comercio marítimo, llegando incluso a atacar territorio yemení controlado por los rebeldes, lo que ha extendido también los ataques a los buques de estos dos países.