El diplomático Camilo Villarino se convierte oficialmente en nuevo jefe de la Casa del Rey

Compartir
Compartir articulo
infobae

Camilo Villarino es desde este lunes el séptimo jefe de la Casa del Rey y el cuarto diplomático que ostenta este puesto, sucediendo a Jaime Alfonsín tras casi tres décadas al servicio de Felipe VI, primero como heredero al trono y luego como monarca, después de que su nombramiento se haya hecho oficial en el BOE. El relevo, que no pilló por sorpresa ya que hacía tiempo que se especulaba con la salida de Alfonsín del cargo, lo anunció Zarzuela el pasado 19 de enero y se produce tan solo unos meses antes de que en junio se cumpla el décimo aniversario de la llegada al trono del Rey. Villarino, un experimentado diplomático de 59 años, asumirá ahora la tarea de asesorar a Felipe VI y dirigir su Casa en esta segunda década, en la que la Princesa de Asturias está llamada a tener un papel más destacado, una vez complete su formación militar y sus estudios universitarios. Este será uno de los asuntos que tendrá que gestionar el nuevo jefe de la Casa, el de la formación académica que recibirá la Princesa Leonor tras completar sus tres cursos de instrucción militar en los tres ejércitos, al igual que el espinoso asunto del exilio del Rey emérito y sus cada vez más frecuentes y menos mediáticas visitas a España. Está por ver si finalmente Don Juan Carlos, de 86 años, decide regresar de forma definitiva. Entre los cometidos de Villarino también estará la interlocución con los miembros del Gobierno y otras instituciones, habida cuenta que es el propio monarca quien despacha directamente con el presidente del Gobierno, en un momento en que las miradas están puestas en todo lo que diga y haga Don Felipe en relación con la ley de amnistía. COMETIDO DEL JEFE DE LA CASA Como jefe de la Casa del Rey, su principal función consiste en asegurar el "normal funcionamiento" de la misma "así como el cumplimiento de las misiones asignadas" a este organismo para apoyar al monarca. Esto incluye, entre otros, realizar la propuesta del presupuesto de la Casa del Rey, disponer los gastos de los servicios que la integran dentro de las cuantías fijadas por el propio monarca, que desde su llegada al trono ha tratado de imprimir la máxima transparencia a todos los gastos de la Corona y reducirlos en la medida de lo posible, así como firmar los contratos y aprobar las cuentas anuales. Quienes conocen a Villarino, entre ellos otros diplomáticos, ponen de relieve que se trata de una persona seria y trabajadora, de "gran valía" y también bastante perfeccionista, algo que encaja bien en la manera de funcionar de Zarzuela, donde ningún detalle se deja al azar. "Es una estupenda noticia", subrayó un diplomático consultado por Europa Press, para quien Felipe VI ha hecho una elección "excelente". "Gran acierto del Rey", comentó tras su nombramiento otro diplomático, poniendo en valor que el futuro jefe de la Casa del Rey goza de buena opinión entre sus compañeros independientemente del signo político. HA TRABAJADO TANTO CON PP COMO CON PSOE No en vano, Villarino ha trabajado como jefe de gabinete de cuatro ministros de Exteriores, etapa durante la que precisamente tuvo ocasión de conocer a Don Felipe, ya que tradicionalmente el jefe de la diplomacia acompaña al Rey en sus viajes internacionales, incluidas las tomas de posesión de mandatarios iberoamericanos. El nuevo jefe de la Casa del Rey fue elegido como jefe de gabinete por el entonces ministro de Exteriores Alfonso Dastis, diplomático de carrera y con quien había trabajado previamente en Bruselas, en mayo de 2017. Con la llegada del PSOE al poder y de Josep Borrell al Ministerio de Exteriores, este decidió mantenerse en el puesto. Cuando Borrell dejó Exteriores para convertirse en Alto Representante de la UE para Política Exterior en diciembre de 2019, su puesto pasa a ocuparlo temporalmente Margarita Robles, que conserva a Villarino. Tras el nombramiento de Arancha González Laya como ministra en enero de 2020, esta decide igualmente mantenerlo como su jefe de gabinete. Antes de ser cesada en julio de 2021, tras la estela de la crisis con Marruecos suscitada por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, por razones humanitarias por la que tanto la exministra como el propio Villarino fueron objeto de investigación por un tribunal de Zaragoza que terminó cerrándola, González Laya había prometido a su jefe de gabinete la Embajada en Rusia. Sin embargo, José Manuel Albares dio marcha atrás, retirando la solicitud de plácet que se había cursado a Moscú con el argumento de que buscaba a alguien con un perfil más adecuado y conocimiento de ruso. ÚLTIMA ETAPA EN BRUSELAS Villarino quedó entonces como vocal asesor en el gabinete del secretario de Estado para la UE, hasta que en marzo de 2022 se marcha a Bruselas para trabajar como consejero del secretario general adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el español Enrique Mora. Finalmente, en octubre de 2022, Borrell decide 'repescarle' como su jefe de gabinete, puesto que ha ocupado hasta que se conoció su elección por el Rey. El algo más de un año que ha sido jefe de gabinete de Borrell ha coincidido con un momento especialmente convulso a nivel internacional, por la invasión rusa de Ucrania y sus consecuencias primero, y ahora por el nuevo conflicto entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza, que han hecho que el jefe de la diplomacia europea haya tenido una agenda especialmente ajetreada de contactos con todos los actores mundiales. Esta experiencia viene a sumarse a los cuatro años que fue director de gabinete de los sucesivos ministros de Exteriores, incluida la gestión de la pandemia de COVID-19 y los desafíos que planteó, y a su trayectoria anterior desde su ingreso en la Carrera Diplomática. Así, antes de trabajar para Dastis, fue 'número dos' en la Embajada en Rabat entre agosto de 2013 y junio de 2017. Su destino anterior fue en Washington, donde fue consejero para las Relaciones Transatlánticas y los Asuntos de Seguridad y Defensa en la Embajada entre agosto de 2008 y julio de 2013. Entre 2002 y 2008 había recalado en Madrid, donde fue subdirector general de Asuntos Institucionales de la UE en el Ministerio, tras haber estado destinado entre 1996 y 2002 en la Representación Permanente ante la UE, donde ocupó distintos puestos. Con anterioridad estuvo destinado en Croacia y desempeñó otros cargos en el Ministerio. Villarino es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y tiene también un diploma en Estudios Europeos Avanzados por el Colegio de Europa de Brujas. Asimismo, ya estando en la Carrera Diplomática, realizó el Curso de Alto Nivel sobre Política Europea de Seguridad y Defensa del Colegio Europeo de Seguridad y Defensa (CESEDEN). Además es oficial en la Reserva Voluntaria del Ejército de Tierra y actualmente está destinado como capitán en el Cuartel General de la Unidad Militar de Emergencias (UME).