China modifica una ruta aérea paralela a la línea media del estrecho de Taiwán

Guardar

Nuevo

Pekín, 31 ene (EFE).- China anunció la modificación de una ruta aérea civil que discurre paralelamente a la línea media del estrecho de Taiwán, una frontera no oficial que había sido respetada de forma tácita por Taipéi y Pekín en las últimas décadas.

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) informó en la noche del martes de la "cancelación del desvío" de la ruta M503, que va de norte a sur, y de la activación las rutas de conexión W122 y W123, que van de oeste a este, en dirección a la isla.

Tras el ajuste, los aviones que circulen por la M503 se hallarán durante su ruta más cerca de la línea media del estrecho, a una distancia de menos de 10 kilómetros en los puntos más cercanos, según expertos taiwaneses.

Asimismo, las rutas W122 y W123 partirán de las ciudades de Fuzhou y Xiamen, que se encuentran cerca de las islas Kinmen y Matsu, controladas por Taipéi a pesar de estar situadas a unos pocos kilómetros de la costa suroriental china.

El portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado, Chen Binhua, explicó que la ruta M503 "se encuentra dentro de la zona de información de vuelo de Shanghái" y que su establecimiento y uso es parte del "trabajo rutinario de gestión del espacio aéreo".

Según Chen, la modificación tiene como objetivo "aliviar la presión del crecimiento de los vuelos en la región", "garantizar la seguridad aérea", "reducir los retrasos" y "facilitar aún más el movimiento de personas a ambos lados del estrecho de Taiwán".

Pekín y Taipéi habían respetado durante décadas la línea media del estrecho como una demarcación entre ambos, pero, a raíz de la visita en 2022 a la isla de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, las fuerzas chinas comenzaron a sobrepasarla y a partir de entonces han seguido haciéndolo rutinariamente durante sus ejercicios militares alrededor de la isla.

El ajuste de la M503 se produce después que se celebrasen el pasado 13 de enero las elecciones presidenciales de la isla, en las que el candidato oficialista, el vicepresidente William Lai (Lai Ching-te), considerado un "alborotador" por Pekín, se impuso con un 40 % de los votos.

China reclama la soberanía sobre la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas. EFE

aa/lcl/rrt