Ministro de Exteriores de Israel acusa a Guterres de ser "un peligro para la paz mundial"

Compartir
Compartir articulo
infobae

Jerusalén, 7 dic (EFE).- El ministro de Exteriores de Israel, Eli Cohen, dijo anoche que el mandato del secretario general de la ONU, António Guterres, supone "un peligro para la paz mundial", después de que este activara el artículo 99 de la Carta Fundacional para pedir un alto el fuego en Gaza al Consejo de Seguridad.

"El mandato de Guterres es un peligro para la paz mundial. Su petición de activar el artículo 99 y el llamamiento a un alto el fuego en Gaza constituye un apoyo a la organización terrorista Hamás y un respaldo al asesinato de ancianos, el secuestro de bebés y la violación de mujeres", aseguró anoche Cohen por la cuenta social X.

"Cualquiera que apoye la paz mundial debe apoyar la liberación de Gaza de Hamás", agregó.

Es la primera vez desde que inició su mandato en 2017 que Guterres invoca el artículo 99, que establece que el secretario general "puede llamar la atención al Consejo sobre cualquier tema que en su opinión puede amenazar el mantenimiento de la paz y seguridad en el mundo".

El político portugués tomó su decisión "dada la magnitud de la pérdida de vidas humanas en Israel en tan corto periodo de tiempo", en referencia a los dos meses de guerra desde que el 7 de octubre Hamás atacó por sorpresa a Israel, matando a más de 1.200 personas y llevándose a más 240 rehenes.

Desde entonces, más de 16.200 personas han muerto y unas 7.000 están bajo los escombros en Gaza, totalmente asediada por las fuerzas israelíes y sometida a constantes bombardeos.

El embajador israelí ante la ONU, Guilad Erdán, acusó también ayer a Guterres de haber alcanzado "un nuevo nivel de bajeza moral".

"La petición de un alto el fuego del secretario general es en realidad un llamamiento a mantener el reinado de terror de Hamás en Gaza", escribió Erdan en X (antes Twitter).

La Haya, 7 dic (EFE).- El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, consideró este jueves “imperativo” permitir el acceso de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y alertó de que impedir de forma intencionada la asistencia a civiles “puede constituir un crimen de guerra” según el reglamento de este tribunal.

En un mensaje de respaldo al secretario general de la ONU, António Guterres, quién activó el artículo 99 de la Carta Fundacional para pedir al Consejo de Seguridad un alto el fuego en Gaza, Khan ha “enfatizado” que permitir la entrada de ayuda humanitaria “de forma inmediata y a gran escala” a la Franja es “imperativo”.

“Deseo reiterar en los términos más claros posibles que impedir intencionadamente el suministro de ayuda a civiles puede constituir un crimen de guerra según el Estatuto de Roma de la CPI (el tratado fundacional de este tribunal internacional)”, escribió el fiscal internacional en X (antes Twitter).

Es la primera vez desde que inició su mandato en 2017 que Guterres invoca el artículo 99, que establece que el secretario general “puede llamar la atención al Consejo sobre cualquier tema que en su opinión puede amenazar el mantenimiento de la paz y seguridad en el mundo”, en este caso, tras dos meses de bombardeos a Gaza desde que el 7 de octubre el grupo islamista Hamás atacara Israel.

Karim Khan viajó la semana pasada, por primera vez como fiscal, a Israel y Palestina, donde se reunió con víctimas de ambos lados, y también con las autoridades palestinas, aunque no con oficiales israelíes, puesto que Tel Aviv no es miembro de la CPI, ni reconoce o coopera con la investigación en curso del fiscal por posibles crímenes de guerra cometidos en los territorios palestinos ocupados, al investigar tanto a Hamás como al Ejército israelí.

“Mi Oficina está aquí para garantizar que todos sientan la protección de la ley”, advirtió Khan al concluir el pasado domingo su visita a Oriente Próximo, donde pidió la liberación de los rehenes que continúan en manos del grupo islamista Hamas.

Y advirtió de que “la forma en que Israel responde” a Hamas “está sujeta a parámetros legales claros" que rigen en conflictos armados.

“El conflicto en zonas densamente pobladas donde supuestamente los combatientes están incrustados ilegalmente entre la población civil es intrínsecamente complejo, pero la asistencia humanitaria aún debe primar y el ejército israelí conoce la ley que debe aplicarse. Israel cuenta con abogados capacitados que asesoran a los comandantes y un sistema sólido destinado a garantizar el cumplimiento del derecho internacional humanitario”, añadió.